AGRICULTURA ORGÁNICA MEXICANA

organicos_1_web_jpg

 

80% de estos productos provienen de zonas indígenas

 La agricultura orgánica es una oportunidad de desarrollo para los pequeños productores, muestra de ello es que 80% de los alimentos de este tipo que se producen en México provienen de las zonas indígenas, señaló el Director General de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera, Octavio Carranza de Mendoza, durante la 2ª Reunión Ordinaria de la Comisión Interamericana de Agricultura Orgánica (CIAO), en la que participan 18 países.

Indicó que el Reglamento de la Ley de Productos Orgánicos, recientemente publicado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), refrenda el compromiso del Gobierno Federal de fomentar, promover e impulsar esta actividad.

El funcionario del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) puntualizó que además de significar una fuente de ingreso para pequeños productores, generar divisas para el país y coadyuvar a contener la migración del campo, la agricultura orgánica es sustentable, amable con el medio ambiente y permite a las comunidades indígenas cultivar rescatando su ancestral visión cosmogónica de amor y respeto a la tierra, el aire y el agua.

En esta reunión, que concluyó este fin de semana y cuyo objetivo es analizar aspectos fundamentales en torno al desarrollo de la agricultura orgánica en el continente y asumir acuerdos y compromisos de colaboración para su impulso, participan representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Estados Unidos, Canadá y Jamaica.

El representante en México del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) Gino Buzzeti, enfatizó que está demostrado, que esta práctica representa una opción económica y comercial real para los pequeños agricultores ligados a la agricultura familiar, pero también, para aquellos productores y empresarios que desean incursionar en esta actividad, que contribuye a la conservación de los recursos naturales, de la biodiversidad, a la mitigación del cambio climático, a la salud y la nutrición de los consumidores.

El IICA reconoce estas multi contribuciones y apoya el desarrollo de la agricultura orgánica, a través del Proyecto Hemisférico de Agricultura Orgánica (PHAO), que atiende áreas estructurales de la actividad en lo que se refiere a políticas, institucionalidad, gestión de información y conocimiento, para dar garantías de desarrollo a los productores, y a los consumidores, la certeza de que los productos que adquieren han sido producidos bajo los estándares que rigen este tipo de producción, concretó.

Por su parte, el Presidente de la CIAO, el argentino, Juan Carlos Ramírez, destacó que el gran desafío de esta Comisión es analizar la realidad en el concierto internacional, regional y local, para facilitar la producción y el comercio de productos basados en normas internacionalmente reconocidas con sistemas de control confiables, a fin de ganar la confianza de los consumidores y establecer reglas claras que eviten la competencia desleal o la declaración de atributos no demostrados.

Al respecto, Octavio Carranza informó que ya se está elaborando el logotipo distintivo que se colocará en los productos orgánicos mexicanos y que será garantía de que se originaron de acuerdo con los procedimientos establecidos para ser considerados como tal, para lo cual SENASICA cuenta con un área específica que se encarga de apoyar a los productores y de verificar sus prácticas de producción.

Entre los acuerdos tomados por las delegaciones participantes, destaca la unificación de criterios para el intercambio en tiempo real de información sobre agricultura orgánica en los países miembros, así como establecer programas de capacitación e intercambio de experiencias, a fin de mejorar continuamente los procesos de inspección y certificación de productos orgánicos.

Cabe mencionar que la CIAO fue creada en el 2008 por los Ministros de Agricultura del hemisferio, a través del Comité Ejecutivo del IICA, con el fin de contribuir al desarrollo de la actividad orgánica en los países y facilitar el comercio de sus productos.

Se estima que en México hay 120 mil productores de orgánicos, en 240 mil hectáreas. principalmente en Chiapas, Oaxaca, Querétaro, Guerrero, Tabasco, Sinaloa, Michoacán y Jalisco, que comercializan, entre otros productos, jitomate, chile, calabaza, aguacate, miel, mango, plátano, hierbas aromáticas y vainilla, además del café, nopal y jamaica, que se exportan principalmente a Europa, Estados Unidos y Canadá, con una producción cuyo valor se estima en 400 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *