AGUAS FRESCAS PARA TEMPORADA DE INVIERNO

Las aguas frescas, como son llamadas en México, son bebidas de sabor a frutas que se toman mayormente a la hora de la comida.

En nuestro país, tenemos una amplia variedad de frutas y verduras frescas y de temporada que se pueden combinar para disfrutarlas en forma de agua en cualquier establecimiento de alimentos de forma rápida, ya que se preparación toma minutos y están al alcance de todos.
Por ello, en COMEDORES INDUSTRIALES te dejamos algunas recetas de las aguas que se pueden tomar en esta época de invierno y que poseen beneficios nutricionales particulares.

AGUA DE TAMARINDO
El tamarindo es un fruto tropical que a los mexicanos nos encanta disfrutar, ya que al prepararlo con agua su sabor es refrescante.
Este fruto es popular gracias a su alto contenido de vitaminas B y C, encargadas de mantener nuestro sistema inmunológico en óptimo estado, y más en esta época de invierno donde las enfermedades están a la orden del día.
Además de ser antioxidante, el tamarindo aporta poderosos beneficios como reducir la inflamación y es un diurético natural.

AGUA DE LIMÓN
El limón tiene muchas propiedades y hacer agua fresca con este alimento resulta beneficioso para cualquier persona. El limón contiene muchos ácidos orgánicos –como el ácido cítrico– que estimulan la salivación y alivian la sed más que la simple agua. Esta es la razón por la que la mayoría de refrescos de soda son ácidos.
El sabor es ácido, pero aumenta la excreción de ácidos por la orina, por lo que su efecto en la sangre y el organismo es alcalinizante (y, por ello, desintoxicante). El pH del limón es de 2.6, posiblemente uno de los más ácidos entre las frutas.
El agua con limón es un remedio de primera elección para resfriados y faringitis. Se ha atribuido su eficacia como estimulante de la inmunidad a su contenido en vitamina C.
El agua de limón a menudo se puede combinar con otros alimentos como la chía o el pepino. Sin duda, aguas de sabor muy refrescantes.

AGUA DE NARANJA
Con la naranja se puede elaborar el popular zumo de naranja o el agua de sabor, unas bebidas naturales con increíbles beneficios y propiedades: nos ayudan a recuperarnos cuando estamos resfriados o agripados, para controlar la presión arterial (sobre todo cuando tenemos hipertensión arterial), a reducir los niveles altos de grasas en la sangre, y además son bebidas muy ricas en antioxidantes.
Un consumo regular de agua de naranja ayuda a reducir los niveles de colesterol malo y de triglicéridos, que son los principales culpables de las enfermedades cardiovasculares, ataques cardíacos y otros trastornos relacionados, principalmente porque tienden a acumularse en nuestras arterias.
En el caso particular del agua de naranja, se trata de una bebida capaz de reducir los niveles de colesterol LDL (o colesterol malo), a la vez que aumenta los niveles de colesterol HDL (o colesterol bueno). Los responsables de esta cualidad tan importante lo encontramos en su contenido en flavonoides.

BENEFICIOS DE BEBER AGUA NATURAL Y SABORIZADA
Incluir aguas frescas dentro del comedor es una buena alternativa para el consumo de refrescos azucarados, especialmente cuando estos últimos se consideran poco saludables. Por ello te mencionamos los principales beneficios de tomar agua diariamente.
-Ayuda a proteger los órganos y permite que trabajen correctamente.
– Es útil en el transporte de oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo.
– Contribuye a mantener joven y suave la piel.
– Ayuda a la eliminación de toxinas y la deshidratación producida por el café, alcohol, refrescos, medicamentos y el sudor.
– Ayuda a lubricar las articulaciones.
– Estimula los músculos.
– Sirve para combatir el estreñimiento.
– Aporta nutrientes al cuerpo de frutas, vegetales y hierbas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *