ALIMENTACIÓN EN SITUACIONES DE DESASTRE

Garantizar la sana nutrición en crisis

Los recientes desastres naturales que impactaron a algunos estados del país, han provocado, entre otras cosas, que la alimentación de las personas haya sido alterada, ya que se dañaron varios componentes de la cadena alimentaria, cuya recuperación depende del tipo, duración y magnitud  del desastre, así como las condiciones previas en la zona.

Luego de los sismos que impactaron a diversas entidades del país los días 7 y 19 de septiembre, según datos del INEGI, alrededor de dos millones de negocios y empresas sufrieron afectaciones económicas, lo que representa más de 40% de la actividad económica del país.

Los comedores industriales son parte esencial de la nutrición de los trabajadores de corporativos, hospitales, escuelas, fábricas, centros de distribución, etcétera, y junto con las construcciones donde se ubican, muchos fueron afectados, por lo que para reactivar el servicio fue necesario de seguir pasos inmediatos para garantizar la calidad y la disponibilidad del servicio, como la valoración del espacio donde se encuentra el comedor, que no haya sufrido daños, saber el abasto de alimentos con el que se cuenta y las condiciones de los alimentos.

Sin embargo ha habido acciones para garantizar la sana alimentación en estas situaciones, un ejemplo de ello es que el gobierno de la Ciudad de México instaló en la Unidad Habitacional Tlalpan el primer Comedor Emergente Móvil que ofrece alrededor de 700 raciones de alimentos calientes al día, para atender a la población afectada por el sismo del 19 de septiembre pasado.

La instalación de la unidad móvil, a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social capitalina, tiene como fin garantizar el derecho a la alimentación de la población que se encuentra fuera de sus hogares y en albergues.

En un comunicado, la dependencia detalló que frente a la Iglesia del Patrocinio de San José se servirán desayunos, comidas y cenas que cumplen los requerimientos nutricionales y de calidad, de acuerdo con el Sistema Alimentario de la Ciudad de México.

En su operación participará personal de Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) y del sistema de Comedores Comunitarios de la Ciudad de México, dependiente de la secretaría, añadió.

Asimismo, indicó que, a la fecha, se han distribuido más de 64 mil 500 raciones de alimentos entre quienes enfrentan situación de vulnerabilidad en diferentes puntos de emergencia o en albergues instalados desde el día del sismo.

La comida se sirve atendiendo de manera prioritaria a los grupos más vulnerables como son las niñas, niños, personas con discapacidad y adultos mayores, cuidando la calidad e inocuidad de los alimentos.

Recordó que el Sistema Alimentario de la Ciudad de México está integrado por diversas acciones y programas, algunos de ellos elevados a rango de Ley, que tienen como objetivo garantizar que la población en condiciones de vulnerabilidad tenga acceso a comida nutritiva, saludable y calóricamente óptima.

Forman parte de este sistema, los Comedores Comunitarios y Públicos, los Huertos Urbanos, el proyecto Espiga y el programa Aliméntate; además, la Donación Altruista de Alimentos, la figura del Proveedor Alimentario Social y la Pensión Alimentaria para Adultos Mayores de 68 Años que habitan en la Ciudad de México.

En el Multifamiliar Tlalpan, donde colapsó el edificio 1C, varias familias se quedaron sin vivienda y otras más en espera de los dictámenes que descarten riesgo de derrumbe y puedan regresar a sus hogares.

 

Por Luz Ángela Torrijos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *