ASOCIAN BACTERIAS CON OBESIDAD INFANTIL

Un equipo de científicos del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) y de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) encontró evidencias de que dos bacterias —presentes en el intestino de niños mexicanos— podrían estar asociadas con la obesidad infantil, un problema de salud que afecta a tres de cada diez niños en edad escolar en nuestro país.

Los investigadores analizaron los microorganismos presentes en un grupo de 138 niños de entre seis y doce años de edad, 67 de ellos con peso normal y 71 con obesidad, y encontraron que la bacteria Bacteroides eggerthii era más abundante en niños con obesidad y que, por el contrario, una especie aún no clasificada de la familia bacteriana Christensenellaceae tenía mayor presencia en niños con peso normal.
Estos resultados no implican que las bacterias estén causando o protegiendo de la obesidad a los niños mexicanos, pero abren las puertas para seguir indagando si estos microorganismos aportan directa o indirectamente el desarrollo del padecimiento.

En el futuro, este conocimiento podría generar recomendaciones alimentarias para prevenir o tratar la obesidad en la población infantil del país, desde las cantidades adecuadas para el consumo de fibra, hasta la suplementación con cierto tipo de probióticos y prebióticos, explica Blanca Estela López Contreras, investigadora de la Unidad de Genómica de Poblaciones Aplicada a la Salud, UNAM/Inmegen, quien participó en el estudio.

La microbiota y la obesidad infantil
En el intestino humano habitan entre un billón y 100 billones de microorganismos pertenecientes a más de 800 especies distintas. Estos microorganismos pueden llegar a pesar hasta dos kilogramos y sobrepasan en número a todas las células humanas que constituyen a una persona.

Estos huéspedes forman la microbiota intestinal y son esenciales para el crecimiento y la nutrición de las personas, pero también se ha encontrado que dependiendo de su composición están asociados con el desarrollo de padecimientos complejos, como la obesidad y los problemas metabólicos.

En los últimos 10 años, en la base de textos científicos PubMed se han publicado alrededor de dos mil artículos científicos que mencionan en el título las palabras microbiota y obesidad. Sin embargo, solo 94 hacen referencia a la microbiota y la obesidad en niños. Así que el estudio de los científicos del Inmegen es uno de los pocos que describe la asociación de la microbiota y la obesidad en un país donde 30 por ciento de los niños sufre obesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *