AUMENTA 400% EL PRECIO DE LA TORTILLA EN EL ÚLTIMO DECENIO

alt

El análisis está publicado en el Boletín Mensual Momento Económico del IIEc: “El precio de la tortilla en las condiciones sociales de México”

El precio de la tortilla se incrementó en más de 400% entre el 2000 y lo que va de este año, mientras que el nivel de ingreso familiar, respecto al salario mínimo, se deterioró 30 por ciento, advirtió el académico del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM, Felipe Torres Torres.

Las heladas inesperadas en Sinaloa y otros estados del norte del país, alertó, implicarán una pérdida de alrededor de cuatro millones de toneladas de maíz blanco que estarán muy lejos de recuperarse con los programas gubernamentales emergentes. Por tanto, precisó, las importaciones del grano podrían elevarse este año, por lo menos, en 12 millones de toneladas.

En su análisis El precio de la tortilla en las condiciones sociales de México, publicado en el Boletín Mensual Momento Económico del IIEc, coordinado por Genoveva Roldán Dávila, el investigador destacó que 50% de la población ocupada obtiene ingresos no mayores a dos salarios mínimos y el costo de una canasta básica alimentaria puede alcanzar tres de esas percepciones.

“Nos encontramos ya ante un claro escenario de subalimentación que influye, de manera directa, en el desarrollo del país por sus secuelas en la desnutrición, la competitividad en el trabajo y en el desarrollo intelectual”, alertó.

De persistir esta tendencia, anticipó Torres Torres, el consumo de tortilla entre la población más pobre puede presentar también una clara desaceleración, por el fuerte efecto en el gasto y por la restricción de acceso a otros bienes básicos.

En este sentido, recordó que el maíz representa la esencia de la cultura alimentaria en México. El 60% de las calorías y 30% de las proteínas promedio de la dieta de la población, provienen de este producto.

A principios del gobierno federal anterior, el precio por kilogramo de la tortilla era de 2.50 y apenas representaba 6% en el gasto alimentario para quienes no ganaban por encima de los tres salarios mínimos; al iniciar el presente sexenio, el valor alcanzó seis pesos.

En 2008, durante la llamada “crisis de la tortilla,” se ubicó en alrededor de nueve pesos como promedio nacional, aunque las diferencias territoriales respectivas fueron muy marcadas; en algunas regiones, generalmente las más pobres del país, el precio se elevó hasta los 15 pesos, destacó.

Esta tendencia alcista, dijo, ha seguido de manera irrefrenable. Prueba de ello, es que en enero del presente año se vendió a 10.80 pesos como promedio nacional, y hay presiones constantes de los productores para obtener un mayor incremento.

En un escenario donde el maíz es sujeto de fuertes especulaciones en el mercado internacional de futuros, el aumento de precios es irreversible en el corto plazo, lo que genera un fuerte efecto en el mercado interno. La producción nacional, además de insuficiente, no resulta competitiva en costos y rendimiento por el desmantelamiento de las políticas públicas que antes permitían una relativa estabilidad con la relación producción-precio-consumo, subrayó.

En 2010, concluyó, el precio del maíz se incrementó 45% respecto al año anterior, y presenta una tendencia alcista mayor en el 2011, como resultado de diversas causas estructurales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *