BUSCAN RESCATAR LA GASTRONOMÍA DURANGUENSE

Por años, la gastronomía duranguense ha perdido la tradición y trascendencia entre las generaciones actuales. Ahora intentan rescatarla, difundirla y sobre todo reivindicarla a través de la conformación del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana capítulo Durango.

En el 2010, la gastronomía mexicana fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). El Conservatorio fue uno de los impulsores.

Ocho años después se logra conformar el Capítulo Durango que ahora preside Deyanira Navarro Gallegos, promotora de la cultura gastronómica duranguense, y que integran historiadores como Miguel Vallebueno; antropólogos, chefs, así como el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac).

El reconocimiento de la Unesco puede perderse sino se trabaja en la conservación de la gastronomía mexicana. “Ante una globalización económica y cultural, si no fortalecemos nuestro proceso identitario estamos en riesgo de perder nuestras costumbres gastronómicas y desaparecer esa cultura ancestral y fundamental de nuestra identidad y cultura, de nuestra formación y raíces”, expresó Deyanira Navarro.

El mayor sentido del Conservatorio será la promoción, conservación y divulgación de la cultura gastronómica duranguense, agregó. Si bien el proyecto para conformar el Conservatorio estuvo sin activarse algunos años, dijo, afortunadamente desde hace dos años se viene trabajando, y prueba de ello es la creación de un recetario de platillos duranguenses. Y ahora con el Conservatorio formalmente constituido como Asociación Civil se podrá trabajar aún más con otras asociaciones y hacer otras gestiones que antes no podrían hacer, aclaró.

Jorge Muñoz Guerrero, por su parte, manifestó que otro de los propósitos del Conservatorio es promover el consumo local, sobre todo de los ingredientes duranguenses que en su mayoría tienen denominación de origen, como el mezcal, quesos, nueces, manzanas. La idea es que se integren de manera original a la gastronomía local.

Tras la conformación de esta asociación civil, ahora se realizarán investigaciones para rescatar varios recetarios y además realizar conferencias y asesorías, con el propósito de que los restaurantes consuman el mayor número de productos locales e integren recetas duranguenses.

La gastronomía duranguense se caracteriza por el uso de ingredientes mestizos como carne, chiles secos, huevo, frijol, queso añejo y frutas como higo, chabacano, manzana y pera. Su origen se remonta a la época prehispánica, cuando esta árida región era habitada por pueblos seminómadas huicholes, tarahumaras y tepehuanes; que subsistían por medio de la caza y la recolección de animales y plantas endémicas, mismos que deshidrataban para transportarlos.

 

Fuente El Siglo de Durango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *