CENTRO PENITENCIARIO DE APATZINGÁN CON LOS MEJORES ESTÁNDARES DE CALIDAD

Con poco más de un año de funcionar, el Centro Penitenciario de Apatzingán, se alza como uno de los penales más modernos y con los mejores estándares de calidad en su sistema de reinserción social en Michoacán y espera en breve ser acreditado por la Asociación Americana de Correccionales para alcanzar un nivel internacional que marcará la diferencia en el sistema penitenciario de la entidad y del país.

Para la coordinadora del Sistema Penitenciario Estatal, Citly Velazco Martínez, los objetivos son claros: lograr la reinserción de las Personas Privadas de su Libertad (PPL) con pleno respeto a sus derechos humanos y las garantías que permiten las leyes vigentes en este rubro y el penal de este municipio de Tierra Caliente es ejemplo de ello.

El director general de Centro Penitenciario Apatzingán, Óscar Manuel Domínguez Molina, se muestra ufano de lo que se ha logrado en poco más de un año de funcionamiento de este penal y si bien tomó las riendas relativamente hace poco tiempo, reconoce la aportación, trabajo y profesionalismo del equipo que lo rodea y que le tocó pasar de las duras a las maduras.

En un recorrido realizado por varios medios de comunicación, se observa el orden y la limpieza de las instalaciones y la calidad y la calidez de su personal, contrario a lo que se supone encontrar en un penal o Cereso.

Con estrictas y modernas medidas de seguridad que debe cumplir todo el personal sin excepción, visitantes y familiares de las PPL, el Centro Penitenciario de Apatzingán alberga a 200 “internos” (ya no deben llamarse así) aunque su capacidad es para 720.

Si bien es un centro de reclusión, las PPL viven un ritmo diario con un programa de readaptación bien estructurado y organizado que les permitirá en un futuro ya una vez libres, mejores condiciones de vida y hasta de trabajo porque además de tener la posibilidad de aprender un oficio, también pueden continuar sus estudios, desde nivel básico hasta licenciatura.

La idea de la coordinadora Citly Velazco y del director Oscar Manuel Domínguez, es hacer de este Centro la punta de lanza para el gobierno del estado en materia penitenciaria y quede como un precedente de que sí se puede cambiar el sistema penitenciario a como se llevaba anteriormente.

En este sentido, tales son los estándares de calidad de este penal que cuenta ya con el Distintivo H, que otorga la Secretaria de Turismo del gobierno de la República por la calidad en todos los aspectos de su cocina y la preparación de alimentos.

En este Centro Penitenciario todo es de calidad: sus tres comidas, los médicos, los dentistas, las enfermeras, los psicólogos, los dormitorios, el esparcimiento, su biblioteca; aquí no hay autogobierno, aquí se respetan las reglas y es por ello que las autoridades del Sistema Penitenciario esperan que en breve la Asociación Americana de Correccionales (ACA), también los certifique.

Cabe destacar que la Asociación Americana de Correccionales, es una organización profesional que tiene su origen en Estados Unidos, sin fines de lucro, cuyo objetivo es mejorar el sistema de justicia en los penales del mundo.

En abril de 2011, por solicitud del gobierno de México, auditores nacionales y personal ejecutivo de ACA, visitaron algunas prisiones mexicanas para evaluar su viabilidad para ser acreditadas conforme a los nuevos estándares internacionales que para ese momento se encontraban en desarrollo.

Las primeras cuatro prisiones mexicanas fueron sometidas a auditorías conforme a los estándares internacionales durante noviembre y diciembre de 2011 y recibieron su acreditación oficial en enero del año 2012; a la fecha, 8 prisiones federales, la Academia Nacional de Administración Penitenciaria y una prisión estatal, están acreditadas.

Para obtener una acreditación inicial, las prisiones deben cumplir al 100% los estándares obligatorios y un mínimo de 90% de los estándares no obligatorios; estos estándares son prácticas mínimas aceptables, sin embargo, se motiva a que las prisiones superen los estándares mínimos.

ACA cuenta con 138 estándares internacionales centrales de los cuales 39 son obligatorios.

El total de 138 estándares se divide en siete áreas principales, cada una con metas y resultados medibles: 1) Seguridad –proveer un ambiente seguro; 2) Protección – proteger contra daños; 3) Orden – mantener un ambiente ordenado; 4) Cuidado – proveer las necesidades básicas y atención personal; 5) Programa y Actividades – ayudar a los internos a reintegrarse exitosamente a la comunidad; 6) Justicia – tratar a los internos de forma justa y con respeto de sus derechos legales; 7) Administración y Gestión- administrar y manejar los centros de forma profesional y responsable.

Con información de 90° Grados Agencia de noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *