CINDER GRILL: PLANCHA DE PRECISIÓN CON EFICIENCIA ENERGÉTICA

La primera parrilla de precisión del mundo tiene el aspecto de una típica plancha pero con un diseño más atractivo. Sin embargo, su verdadero secreto se esconde en el interior, en una serie de nodos de calefacción que se encienden y apagan continuamente para mantener la temperatura ideal y conseguir así que la carne (o cualquier otro alimento) se cocine de manera uniforme y a la temperatura justa.

Gracias a sus sensores de temperatura los alimentos se cocinan con el calor exacto, además de poder dorar, caramelizar y saltear.

Sus creadores, provenientes del campo de la ingeniería aeroespacial, han utilizado en ella los mismos algoritmos predictivos que aseguran que los satélites no vayan a la deriva. Lo que en el espacio impide que los satélites se vayan demasiado lejos malgastando combustible, en la cocina se traduce en un software que imita la mente de un brillante sous-chef.

El resultado es una plancha que permite un control de temperatura similar a la de la cocina al vacío, pero sin el inconveniente del sellado y el agua caliente, y con el añadido de alcanzar un rango de temperatura mucho más amplio que, además, se puede manejar desde el móvil o la tablet.

La Cinder Grill va acompañada de una aplicación iOS gratuita para iPhone y iPad (la versión Android está en camino) que permite seleccionar el tipo de alimento que se va a cocinar y cómo se desea hacerlo. Los menos cocinillas, o aquellos que no se vean capaces de calcular por sí mismos cuánto tiempo necesitan programar el grill, sólo tendrán que seguir las sencillas instrucciones de la aplicación que hará las veces de sous-chef o jefe de cocina para personalizar los ciclos de cocción o comprobar el estado de su comida desde cualquier lugar donde tenga una conexión a Internet.

Conseguir un plato de restaurante es tan sencillo como poner la comida dentro de la parrilla Cinder, cerrar la tapa y seleccionar (en la propia plancha o a través del móvil o la tablet) sus opciones de cocción. Cuando el alimento alcance la temperatura interna correcta, la plancha dejará de cocinar y el usuario decidirá si mantiene la comida en un punto óptimo hasta dos hora más, o si pasa directamente a la opción de sellado para darle ese toque caramelizado final de auténtico profesional.

Primero fueron las ollas de barro para cocinar con a temperatura baja y con tiempo; después llegó la cocina al vacío; ahora Cinder promete lo mejor de ambas. Su CEO, Eric Norman, confiesa que “a veces hablamos de esto como la tercera generación de cocción a temperatura precisa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *