DEDUCIBILIDAD AL 100% IGUAL A MAYOR NÚMERO DE EMPLEOS

250x188-images-stories-ensupunto-20100804-canirac-deducibilidad-3

Canirac y Secretaría de Turismo del Distrito Federal

Recientemente se reunieron el ingeniero Braulio Cárdenas, presidente Nacional de Canirac y el licenciado Alejandro Rojas Díaz Durán, secretario de Turismo de la Ciudad de México para anunciar que presentarán a los legisladores de la Asamblea del Distrito Federal la propuesta de deducibilidad al 100% de impuestos al consumo en los establecimientos.

Esto aplicaría sólo a los restaurantes afiliados a SECTUR-D.F. y a Canirac para estimular la recuperación de la industria restaurantera, y con ello aumentar el empleo –pues la industria es una de las principales generadoras de empleo– y que iniciarán una campaña de promoción a dicha iniciativa que consiste en la colocación de 20 000 calcomanías en restaurantes del Distrito Federal.

En el acto también estuvieron presentes el señor Hugo Vela, presidente de la Asociación de Directores de Cadenas de Restaurantes (Dicares) y el señor Francisco Unzueta, presidente de la Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR). Es importante señalar que esta es una iniciativa tanto del sector privado como público.

En el evento, el licenciado Rojas y el ingeniero Cárdenas procedieron a colocar las calcomanías de promoción para el arranque de esta campaña de pro-deducibilidad en el establecimiento anfitrión (Garabatos), y anunciaron que se espera colocarlas en las puertas de todos los restaurantes de la ciudad que apoyen la iniciativa.

El Secretario de Turismo indicó que el objetivo es crear nuevas fuentes de empleo para apoyar el proyecto del presidente Felipe Calderón y fomentar la inversión. El licenciado Rojas también señaló que a pesar de que se pensaría que se están dejando de recibir impuestos con la propuesta de deducibilidad, “la realidad es que el gasto o consumo en los restaurantes crecería hasta en 30%, lo que compensaría e incluso sobrepasaría la recaudación anterior”.

Por su parte, el ingeniero Braulio Cárdenas enfatizó que con la campaña se busca informar a la opinión pública sobre “el efecto multiplicador de la actividad económica de las cadenas productivas que participan en el sector de restaurantes. Esta nueva modalidad fiscal de la deducibilidad genera más transacciones pues existe un incentivo para consumir en los restaurantes, se generan nuevos empleos, se hacen inversiones adicionales en los sectores vinculados y por supuesto, habrá más ingresos para los empleados de los restaurantes pues el aforo de comensales se incrementaría”.

 

Datos de apoyo

Objetivo: Alcanzar la deducibilidad al 100% en el consumo de restaurantes para incrementar el crecimiento del sector y, por ende, el número de empleos ofrecidos.

De acuerdo al crecimiento en ingresos y empleos en los últimos cinco años por cada por ciento de incremento en los ingresos nominales del sector restaurantero se generan 6 400 empleos directos, es decir, con un crecimiento de 5% en los ingresos nominales del sector se generarían 32 000 empleos directos.

El proceso para aumentar ese 5% de ingresos nominales sigue a un aumento en el porcentaje de deducibilidad en el consumo de restaurantes. Los efectos de la deducibilidad serían:

El precio efectivo pagado por las empresas de los consumos en restaurantes por motivos de negocios se reduciría. Esta reducción del precio de los servicios de los restaurantes significaría un aumento en el PIB del sector de restaurantes con un consecuente aumento en el empleo.

La mayor rentabilidad del sector fomentaría la aparición de nuevos establecimientos. Esto significaría nueva inversión que pagaría ISR, con lo que la recaudación también aumentaría.

Dadas las remuneraciones medias al personal ocupado en el sector de restaurantes, también aumentaría el ISR de las personas físicas.

La incorporación a la formalidad tanto de establecimientos del sector como de empresas consumidoras de alimentos en ellos tiene un efecto favorable sobre la recaudación al permitir una fiscalización adecuada y al incentivarse el uso del sistema bancario y financiero para la transacciones en el sector.

Un número importante de establecimientos que no están clasificados como restaurantes, pero que proveen servicios de alimentación (en hospitales, escuelas, y universidades, complejos deportivos, entre otros) registrarían los efectos positivos de actividad económica, inversión, empleo y recursos fiscales.

Estudio: “Análisis económico y fiscal de la deducibilidad de los gastos de consumo en restaurantes en el régimen de ISR (Centro de Economía Aplicada y Políticas Públicas ITAM 2006).

Algunos candados propuestos contra el mal uso de la deducibilidad consisten en regular que el consumo sea de lunes a viernes y que sea pagado con tarjeta de crédito o débito como control fiscal.

La obligatoriedad en el uso de facturas automatizadas –-el cliente acudirá a establecimientos donde pueda recibir facturas-– incentiva la formalización de establecimientos y su profesionalización. Además, con esto se aumenta la recaudación final pues se amplía la base gravable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *