EL SABOR DEL CAFÉ MEXICANO

El café de México es una riqueza que se crea en el campo y llega a las tazas del mundo con un sabor que sorprende a los paladares. La producción de los cafetos mexicanos representa 2.4% del total mundial.

México es considerado como uno de los principales países productores de café orgánico del mundo, destinando 3.24% del total de la superficie cultivada de este producto para esta variedad, y exporta 28 mil  toneladas. Las cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) indican que la producción de café en el territorio nacional emplea a más de 500 mil productores de 13 entidades federativas y 480 municipios.

El café se disfruta de diversas formas, puede ser a través de su producción y cuidado en el campo, la recolección, el tostado o en una experiencia sobre barismo, así lo explica el investigador Jesús Salazar.

Para el especialista de Cafeólogo, la cata de café es una experiencia olfativa y sensorial, un ejercicio de memoria en el que se detectan sabores que se han probado a lo largo de la vida. También es posible conocer las historias de vida de los productores y analizar la agronomía de cada grano: producción, cosecha y procesos post-cosecha.

 

EN LOS COMEDORES INDUSTRIALES

De igual forma, el café puede ser degustado en los servicios de alimentos de las empresas, ya que es una bebida muy valorada por los trabajadores, y es considerada la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua.

Tomar un descanso por la mañana en el trabajo para beber un café aporta muchos beneficios para el empleado porque aumenta la productividad, favorece el cambio de postura, estimula la capacidad de concentración y hasta reduce el estrés. Además de influir en la salud física y mental, representa un acto social que puede reforzar los lazos entre compañeros dando lugar a un ambiente más colaborativo y agradable.

 

BENEFICIOS DEL CAFÉ

– Mantiene en alerta. Muchos estudios realizados en humanos muestran que el café mejora varios aspectos de la función cerebral. Esto incluye la memoria, el ánimo, la vigilancia, los niveles de energía, los tiempos de reacción y la función cognitiva general.

– Es una gran fuente de antioxidantes; además, una taza de café contiene nutrientes esenciales como riboflavina (vitamina B2), ácido pantoténico (vitamina B5), manganeso, potasio, magnesio y niacina.

– Diversos estudios han mostrado que la gente que consume café tiene un riesgo entre 23% y 50% menor de padecer diabetes.

– Según un estudio de la universidad de Harvard, el riesgo de sufrir depresión disminuye cuando aumentamos el consumo de café. Las mujeres que consumieron cuatro o más tazas de café al día desarrollaron la depresión 20% menos.

– Reduce riesgos de padecer algún tipo de cáncer. Un grupo de investigadores de la Sociedad Americana para la Nutrición encontraron que el consumo de café en cantidades elevadas reduce el riesgo de sufrir cáncer de colon.

 

Con información de Comunicación Social SAGARPA

Suscripción al Boletín Electrónico:

* requerido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *