ESTRÉS LABORAL

¿Cómo controlarlo con alimentación dentro de las empresas?

Si bien el estrés laboral es una realidad experimentada en cada jornada por muchos empleados, debemos reconocer que algunas profesiones y actividades laborales generan más estrés o tensión que otras, por ejemplo, los trabajos de dirección, nocturnos, monótonos, de servicios comunitarios, de industria pesada y minería, de construcción, entre otros.

De acuerdo con encuestas realizadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), tres cuartas partes (75%) de los empleados mexicanos padecen estrés laboral, mientras que en China esta cifra es de 73% y en Estados Unidos de 59 por ciento.

Asimismo, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), han revelado que de los 75 mil infartos que se registran al año en México, casi 25% tiene como principal causa el estrés laboral.

Este mal se genera por diferentes factores como son: carga excesiva en el trabajo, presiones familiares o sociales, salarios bajos, mala alimentación, jornadas laborales largas, el clima, malas relaciones con compañeros, etcétera.

Al respecto, Juan José Díaz Franco, especialista español en Medicina del Trabajo y Psiquiatría, explica que una gran acumulación de estrés laboral puede alterar los patrones de conducta y digestivos de quienes lo sufren. De manera muy especial, los hábitos alimenticios y las conductas asociadas a ellos pueden verse seriamente afectados por el estrés laboral, por ejemplo con ingestas inadecuadas o extemporáneas. Por eso no es de extrañarse que el aparato digestivo se convierta en el órgano blanco de patologías asociadas al estrés propio de ambientes y ritmos laborales extenuantes.

Para coadyuvar en la disminución del estrés laboral, los comedores para empleados son de gran ayuda, pues la instalación de estos dentro de las empresas ayudará a generar un mejor ambiente de convivencia y relajación, además de proveer comida saludable e higiénica, lo que favorecerá a la salud digestiva.

De igual forma, la European Food Information Council (EUFIC) afirma que una alimentación sana y equilibrada en el trabajo ayuda a reducir los niveles de adrenalina que se elevan en el cuerpo cuando la persona se siente muy estresada.

Por ello, se recomiendan incluir alimentos en los menús de los comedores industriales para reducir el estrés, como:

Pimientos: ricos en vitamina C que ayudan a manejar de mejor forma los niveles de adrenalina causados por la tensión.

Pistaches: gracias a que son ricos en vitamina E, ayudan a bajar la presión arterial.

Lentejas: al ser ricas en fibra y magnesio producen un efecto relajante. Ideal para incluirlas en los menús hasta dos o tres veces por semana.

Col morada: rica en antocianinas, neutralizan el estrés oxidativo y previene las enfermedades cardíacas.

Zanahorias: por ser una fuente importante de vitamina A, ayuda a reforzar el sistema inmune y evitar los daños oxidativos por el estrés.

Sardinas: ayudan a mejorar la circulación de la sangre y evitan que se vuelva espesa por los altos niveles de adrenalina en el cuerpo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *