GARANTIZAN ABASTO DE PESCADOS Y MARISCOS PARA LA CUARESMA 2019

En el periodo que comprende del 6 de marzo y al 21 de abril, está asegurada la producción de una amplia variedad de especies con alto valor proteico y a precios accesibles, afirmó el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Raúl Elenes Angulo.

Para el periodo de Cuaresma y Semana Santa, se estima que la comercialización de los productos extraídos de los litorales mexicanos y de las granjas acuícolas será 10% superior a lo vendido en 2018, año en el que se consumieron 325 mil toneladas con valor aproximado de 22 mil 500 millones de pesos.

El funcionario federal refirió que en esta temporada se comercializarán más de 100 especies de producción nacional provenientes del océano Pacífico, del Golfo y el Caribe mexicano.

Entre las más solicitadas destacan las especies mero, cabrilla, pargo, tilapia y bagre. Sin embargo, hay más especies que también se pueden adquirir a precios accesibles.

El comisionado recordó que el consumo regular de alimentos pesqueros y acuícolas representa una alternativa saludable, completa y disponible para el consumidor mexicano, toda vez que, tan sólo el pescado, contiene los nutrientes que permiten el mejor crecimiento y desarrollo de los niños y jóvenes.

Tomar medidas preventivas

Por otra parte, el secretario de Salud en Baja California, Guillermo Trejo Dozal, informó que los mariscos son altamente perecederos, por lo cual es necesario verificar diversas características al momento de su compra, y que se encuentre en óptimas condiciones.

En el caso del pescado hay que tomar en cuenta que las escamas no se desprendan fácilmente; que los ojos sean claros, sin nubes y que no estén hundidos; observar que las agallas sean rojas sin aspecto viscoso, además que no despidan mal olor y que la superficie sea firme de modo que al presionar no quede huella de hundimiento.

Agregó que, en el caso de moluscos y otros mariscos, se debe verificar que su olor sea suave y fresco; que tenga consistencia firme y piel brillante; que la concha esté completa y bien cerrada; y que la cabeza y las patas estén unidas al cuerpo y no se desprendan fácilmente; además de que, en caso de estar envasado, que el agua no esté turbia y que se encuentre en el fondo del frasco el producto.

Por su parte, el jefe de la Jurisdicción de Servicios de Salud en Ensenada, José Antonio García Rivera, recordó a la población que, al momento de la compra, el pescado o marisco debe encontrarse bien refrigerado o sobre hielo limpio, y que ya cocinado no se haga masa y no emita un mal olor.

Con información Frontera.Info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *