GUAYABA MEXICANA

alt

“Dulce sabor y aroma mexicano… desde los remedios aztecas hasta las tradicionales fiestas decembrinas”

Los aztecas consideraban como uno de los más eficaces remedios para curar la disentería una pócima elaborada con hojas del árbol xalxócotl o árbol del “fruto arenoso”, llamado así en náhuatl, porque hacía referencia a sus frutos que contienen abundantes semillas pequeñas y duras, a estos frutos se les conoce hoy con el nombre de guayabas (Psidium guajava L.).

La guayaba es la fruta representativa de la temporada decembrina, pues 48% de la producción nacional se concentra entre los meses de septiembre a febrero. Forma parte del colorido, sabor y aroma característico de las ofrendas del día de muertos, las fiestas tradicionales mexicanas y en las posadas decembrinas donde el rico ponche con guayaba no debe faltar.

Importancia nutricional y usos de la guayaba

La guayaba destaca por su alto contenido de Vitamina C, a manera de ejemplo, se muestra un comparativo de los valores de Vitamina C reportados en muestras de guayaba y naranja en las Tablas de Composición de Alimentos Mexicanos 2007 del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), donde se nota que la guayaba es una excelente fuente de esta vitamina.

Además, por su alto contenido en vitamina C, el consumo de la guayaba es importante en la prevención de enfermedades crónicas; la hoja del guayabo contiene propiedades medicinales que coadyuvan en los trastornos digestivos acompañados de diarrea y dolor abdominal, también evita la caída del cabello y la aparición prematura de las canas; se emplea contra la ictericia; las llagas e hinchazones; es buena para aliviar las molestias que se presentan en el padecimiento del reumatismo (Adame, 2008).

En 2007, el artículo denominado Great Guava, publicado en la revista Agricultural Research por investigadores del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, muestran que la carambola, pitahaya roja y mamey tienen niveles muy altos de compuestos antioxidantes llamados “fenólicos”; concluyendo que la fruta que tiene los niveles más altos de antioxidantes es la guayaba.

Los antioxidantes son sustancias químicas producidas por algunas plantas y que tienen la capacidad de neutralizar los radicales libres, que son compuestos perjudiciales para el cuerpo humano y que se relacionan con enfermedades crónicas tales como el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, artritis reumatoide, enfermedad cardíaca, cataratas, degeneración macular relacionada con la edad y el envejecimiento.

La siguiente tabla muestra la composición nutrimental de la guayaba:

Algunas cifras interesantes de la guayaba mexicana

La guayaba se encuentra entre las 20 frutas más importantes que se producen en nuestro país, tan sólo en la parte productiva se generan más de cuatro millones de jornales de alto impacto para las regiones productoras.

En 2008, los datos del Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) muestran que la guayaba se cultivó en una superficie total de 21 mil 902 hectáreas, de las cuales se obtuvo un volumen de 285 mil 434 toneladas. El 96% de la producción nacional se concentró en Michoacán, Aguascalientes, México y Zacatecas. En ese año, esta actividad generó una derrama económica por mil 161 millones de pesos.

Nicho de mercado en Estados Unidos

Con la participación del Comité Nacional Sistema Producto Guayaba A.C, el 20 de noviembre del 2008, se dio el banderazo al primer embarque de guayabas en fresco de México, bajo un programa de tratamiento con irradiación, con destino a la Unión Americana; bajo la supervisión y aprobación de la Secretaría de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) – Agencia de Inspección de Animales y Plantas (APHIS, por sus siglas en inglés)- Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA- SAGARPA).

Datos del Comité revelan que a la fecha, se han enviado a los Estados Unidos en la frontera de Texas, 152 embarques de guayaba fresca que ascienden a un total de 2 mil 292 toneladas, alcanzando un precio promedio de 2.35 dólares por kilógramo; mientras que el precio promedio pagado LAB (Libre a bordo) en la empacadora en Calvillo, Aguascalientes es de 1.50 dólares por kilógramo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *