GUÍA INTEGRAL DE SALUD

El clásico Plato del Bien Comer es una representación gráfica recomendada por la Secretaría de Salud federal, que sugiere dividir los alimentos en tres grupos: frutas y verduras, cereales y leguminosas, además de alimentos de origen animal.

Pero luego de que un grupo de académicas del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG) observó de manera detallada este Plato del Bien Comer,  empezaron a surgir una serie de cuestionamientos sobre su diseño, que pone como ejemplo que en la parte de cereales se incluyen alimentos procesados, que no se podrían considerar como la mejor opción para incorporar este grupo de alimentos.

Por lo que surgió la idea de desarrollar una representación gráfica- que tomó forma en La Guía Integral de la Salud– que si bien guarda un parecido con el Plato del Buen Comer, modifica la clasificación de los alimentos, así como sus porciones y agrega elementos nutricionales y conductuales, que intentan ofrecer una alternativa visual altamente informativa para aquellas personas que buscan modificar sus hábitos, tendientes hacia una alimentación más saludable.

Esta Guía Integral de Salud fragmenta los grupos alimenticios en cuatro, divididos  en frutas, verduras, cereales integrales y proteínas saludables. La  sugerencia es comer los cuatro grupos en porciones diferentes, como por ejemplo, comer más verduras que frutas, como lo han abordado otras representaciones nutricionales.  También añade aspectos útiles para aprender a identificar las grasas saludables e incorpora el agua como otro componente clave para promover la salud.

Como afirma otra de las autoras de la guía, la Dra. en ciencias de la salud pública, Gabriela Macedo Ojeda: “Consideramos que el plato es una excelente aproximación y fue el pionero en nuestro país para dar esa idea a la población de lo que es saludable, y realmente lo que también pensamos es que después de todo el tiempo en que fue implementado es necesario actualizarlo y esa es la idea que tenemos: una actualización de esa representación gráfica”, si bien aclara que la Guía de Salud Integral no pretende sustituir al Plato del Bien Comer, sino mostrar una alternativa visual que sea de utilidad para los profesionales de la nutrición y la población general que desea aprender hábitos de alimentación saludable.

 

 

Suscripción al Boletín Electrónico:

* requerido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *