MASTICAR MÁS LOS ALIMENTOS REDUCE EL CONSUMO DE CALORÍAS EN 12%

alt

El número de masticadas influye en las hormonas que regulan el apetito

Un estudio publicado recientemente en el American Journal of Clinical Nutrition concluyó que las personas que mastican más la comida consumen menos calorías, lo cual les permite ayudar a controlar su peso.

El estudio demostró que masticar los alimentos cuarenta veces en vez de las quince habituales reduce el consumo de calorías en casi 12%.

La metodología y los resultados del estudio

Un grupo de investigadores de la Harbin Medical University de China encabezado por Jie Li les ofreció un desayuno convencional a catorce jóvenes obesos y a 16 de peso normal para establecer si había diferencias en la manera como masticaban los alimentos.

Los investigadores también intentaron establecer si masticar más llevaría a las personas a comer menos y afectaría los niveles de azúcar en la sangre o el comportamiento de ciertas hormonas que regulan el apetito.

Algunas investigaciones anteriores ya habían explorado la relación entre la obesidad y la masticación.

Se podría manipular ciertas hormonas en las terapias de reducción de la obesidad.

Varios estudios han llegado a la conclusión de que comer rápido y masticar menos son dos comportamientos asociados directamente con la obesidad.

El número de masticadas, las hormonas y el apetito

El equipo de investigadores encontró una relación entre la cantidad de masticadas y el comportamiento de los niveles de varias hormonas que le indican al cerebro cuándo empezar a comer y cuándo dejar de hacerlo.

Un número mayor de masticadas se asoció con niveles más bajos de una hormona que estimula el apetito llamada grelina, así como con niveles más altos de CCK, una hormona que aparentemente lo inhibe.

En el futuro estas hormonas podrían ser manipuladas en el marco de las terapias de reducción de la obesidad.

Como el estudio fue pequeño y se hizo sólo con hombres jóvenes, no necesariamente predice la manera como la masticación afecta el consumo de calorías de personas con otras características.

La reducción de 12% del número de calorías consumidas por el grupo del estudio que masticó su comida cuarenta veces podría traducirse en una pérdida significativa de peso aunque hay que tener en cuenta que el impacto de este cambio de comportamiento es difícil de establecer debido a que muchos de los alimentos que la gente consume no deben ser masticados.

Estudios como éste contribuyen a reforzar la lucha contra la obesidad y a conseguir que el número de personas obesas disminuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *