MÉDICOS CUESTIONAN CONSUMO DE LECHE EN COMEDORES ESCOLARES

alt          

Anuncian que hay abundantes pruebas que demuestran que la leche no tiene ningún efecto especial sobre la salud de los huesos

Un polémico comité médico ha solicitado al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) que elimine la leche de vaca de los menús escolares, calificándola de un “placebo ineficaz”.

 

El Comité de Médicos por una Medicina Responsable (PCRM) ha pedido a la USDA que inste al Congreso norteamericano para que realice una enmienda a la Ley Nacional de Almuerzos Escolares que excluya la leche de vaca como un componente necesario de las comidas en el marco del Programa Nacional de Almuerzos Escolares.

 

El PCRM ha sugerido la adopción de la leche de soja o de arroz enriquecida con calcio, y los jugos de frutas como una alternativa a la leche de vaca. La petición cita una gran cantidad de investigaciones que sostienen que el consumo de leche no mejora la salud ósea ni reduce el riesgo de osteoporosis.

 

De acuerdo con PCRM, aunque estos productos contienen calcio, son bajos en sodio y tienen proteínas de origen animal que pueden hacer que el calcio se excrete del cuerpo. La justificación nutricional para la inclusión de la leche de vaca en los programas de alimentación escolar se basa principalmente en su contenido de calcio, para promover la salud y la integridad ósea. De acuerdo a PCRM esta suposición resulta ser falsa, pues hay abundantes pruebas que han demostrado que la leche no tiene ningún efecto especial sobre la salud de los huesos y no previene las fracturas en niños o adultos.

 

PCRM afirma que el calcio es sin duda un nutriente esencial que está disponible en muchos otros alimentos que tienen un perfil nutricional más saludable, en comparación con los productos lácteos. Además sugiere que los consumidores pueden obtener su ingesta necesaria de calcio con el consumo de frijoles, verduras de hoja verde y bebidas enriquecidas con calcio, como la leche de soja, la leche de arroz y el jugo de frutas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *