NUEVA NORMA AMBIENTAL DE SEPARACIÓN DE RESIDUOS

Con estas acciones, se reducirá el volumen de basura que se deposita en rellenos sanitarios.

Para reducir la cantidad de basura que llega a los rellenos sanitarios y aumentar el reciclaje de los residuos sólidos, el Gobierno de la Ciudad de México emitió una nueva Norma Ambiental de Separación de Residuos, la cual entró en vigor en julio de 2017 de manera obligatoria. Previo a ello, la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA), realizó un programa piloto para que todos los ciudadanos aprendieran a separar los residuos y se permita capacitar a las delegaciones y sus trabajadores para lograr una disposición adecuada.

Esto no sólo hará más fácil la tarea de reciclaje, también disminuirá la cantidad y el volumen de basura que llega diariamente a los rellenos sanitarios y, por tanto, la contaminación que generan si no se les da un manejo correcto.

Por su parte, las delegaciones tendrán el compromiso de avisar a los ciudadanos los días en que recogerán a través de los camiones recolectores los residuos orgánicos, los inorgánicos con potencial de reciclaje, los inorgánicos no reciclables y los de manejo especial y voluminosos. También se pueden llevar a alguno de los centros de acopio autorizados más cercano.

En el caso de los residuos peligrosos, habrá las jornadas de acopio que organizan las delegaciones y el gobierno de la Ciudad de México para darles una disposición adecuada y así evitar que contaminen. Con esta norma se facilitará el aprovechamiento de los materiales reciclables, asegurando que los orgánicos se conviertan en composta y los reciclables se aprovechen como materia prima para la fabricación de nuevos productos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *