PLATAFORMA PARA SEGURIDAD ALIMENTARIA EN MÉXICO

La representación de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó el Observatorio de Seguridad Alimentaria y Nutricional de México, la cual es una plataforma digital que tendrá información sobre los indicadores del acceso a la alimentación, así como del estado nutricional, que estará disponible para el público a partir de mayo.

El Observatorio pretende ser una nueva herramienta para dar seguimiento a los avances alcanzados para abatir el hambre en el país y al mismo tiempo promover el debate para el desarrollo o rediseño de políticas públicas que impacten de manera positiva en la seguridad alimentaria de la población mexicana.

Los indicadores que contendrá el Observatorio contemplan los siguientes aspectos: niveles de desnutrición, sobrepeso y obesidad; acceso físico y económico de los alimentos; el consumo y gasto en alimentos de los hogares; la producción agropecuaria y pesquera, precios nacionales e internacionales de los alimentos y el comercio exterior, entre otros temas.

Cada trimestre, el Observatorio publicará un Boletín de Seguridad Alimentaria y Nutricional, que contendrá información sobre el avance de los indicadores que ocasionan el hambre. En esta primera edición del boletín, se recopilaron datos sobre el acceso a la alimentación en México, así como datos de contexto para comprender este problema.

Entre los datos que contiene la primera edición del Boletín se encuentran el índice de prevalencia de subalimentación (hambre) en México, que de acuerdo a la FAO representa menos del 5% de la población desde el año 2007; la pobreza alimentaria por ingreso, que se estima representa 19.7% de la población mexicana y el indicador de carencia por acceso a la alimentación, en donde se ubica el 23.3% de la población en 2012 de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

La publicación destaca que cada uno de estos indicadores mide diferentes aspectos y dimensiones de la SAN, es decir, la disponibilidad de alimentos a nivel nacional, el acceso económico por los hogares, o incluyendo hasta varias dimensiones desde la disponibilidad, el acceso económico y físico a alimentos como percibidos por los hogares.

La FAO indica que la inseguridad alimentaria es una experiencia específica, local y circunstancial, por lo que es de alta importancia que los Estados Miembros incrementen sus esfuerzos a nivel nacional para obtener información más detallada con el fin de mejorar la toma de decisiones, en especial a nivel de los hogares, individuos y territorios.

Suscripción al Boletín Electrónico:

* requerido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *