PROFECO APOYA LINEAMIENTOS SOBRE ALIMENTOS Y BEBIDAS

hazlo_logo_profeco

Publica lista de la calidad de los alimentos prohibidos por SEP y SSA

Con motivo de la emisión de los “Lineamientos generales para el expendio o distribución de alimentos y bebidas en los establecimientos de consumo escolar de los planteles de educación básica”, Profeco envió a la Cofemer un oficio de 10 páginas en el que resume algunos de los resultados encontrados por el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor en el análisis de algunos de los productos enlistados como no permitidos o como permitidos en los Lineamientos durante los últimos años, mismos que han sido publicados en la Revista del Consumidor.

En el documento, Profeco señala: “Las evidencias científicas que resultan del análisis de nuestro Laboratorio confirman que los productos no permitidos no constituyen de ninguna manera una opción alimenticia sana y recomendable; y más aún, que hay en el mercado muchos productos que engañan al consumidor y contienen, por ejemplo, cantidades de sodio o grasa superiores a las declaradas en sus etiquetas, o menor cantidad de vitaminas y proteínas de las que prometen, entre otras muchas irregularidades”.

Los productos comentados en el documento son: papas fritas; leches descremadas; leches enteras, parcialmente descremadas, semidescremadas y con grasa vegetal; fórmulas lácteas y productos lácteos combinados; leches saborizadas, jugos envasados, bebidas de soya, salchichas, palomitas de maíz, yogur y productos lácteos fermentados, así como sopas instantáneas.

Profeco manifiesta su total apoyo a los Lineamientos, mismos que son acordes con el consumo saludable que promueve la institución como parte de su labor preventiva de educación y difusión de una cultura del consumo inteligente.

El documento emitido por la dependencia considera también “la repercusión que en el desempeño escolar tiene el consumo constante de este tipo de productos chatarra, ya que, al no tener un buen desarrollo por falta de nutrientes, los niños y jóvenes disminuyen su capacidad de estudio ya sea por anemia, desnutrición, trastornos químicos en el organismo o bien por el continuo ausentismo derivado de los problemas de salud arriba mencionados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *