REVISIÓN A LAS POLÍTICAS DE REDUCCIÓN DE SAL EN EUROPA

alt

Las iniciativas de reducción de sal deben involucrar a todos los actores de la industria

Según la Dirección General de la Comisión Europea para la Salud y los Consumidores (DG Sanco), la ingesta promedio de sal en Europa se mueve en un rango de 8g a 12g por día, este es un rango mucho más alto que el recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que recomienda 5g por día.

Sin embargo, mientras que algunos países comenzaron a trabajar con campañas de sensibilización de la industria y de los consumidores mucho antes, el Marco de la Unión Europea sobre las iniciativas nacionales voluntarias de reducción de sal sólo se puso en marcha hace cinco años.

Hoy 29 países europeos todos los estados miembros de la UE, más Noruega y Suiza, tienen iniciativas de reducción de sal que atienden tres áreas principales: la sensibilización de los consumidores, el etiquetado y la reformulación. El consenso entre los defensores de la salud pública es que la combinación de estos elementos puede producir mejores resultados.

La participación de la industria sigue siendo voluntaria, pero algunos países han puesto más presión sobre la industria para reducir el contenido de sal en los alimentos procesados que otros.

Se estima que alrededor del 75% de la ingesta de sal proviene de alimentos procesados, entre los principales contribuyentes se encuentran el pan, las carnes frías y los quesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *