ROMERITOS, PLATILLO FUNDAMENTAL DE LA CUARESMA

El romerito es un elemento fundamental de la cocina tradicional mexicana, cuya historia se remonta a la época prehispánica, actualmente se cultiva en el norte y centro de México.

Es un alimento de amplia demanda durante el año. Se prepara con mole, papa, nopal y camarón.

Las cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) indican que la producción de este vegetal en la Ciudad de México alcanza las cuatro mil 162 toneladas. Los romeritos son cultivados en una superficie de 565 hectáreas, pertenecientes en su mayoría a las delegaciones Tláhuac y Xochimilco.

De fácil preparación y sabor exquisito, son muy nutritivos ya que aportan vitamina A, C, B2 y minerales como calcio, potasio y hierro; son muy parecidos a la planta aromática llamada romero, pero éstos son más tiernos y carecen de olor. Se pueden comprar en los mercados populares por kilo o en manojos y para cocinarlos es necesario hervirlos previamente.

Los romeritos se encuentran entre los múltiples cultivos de la milpa y se dan principalmente en la temporada de lluvias ya que el agua facilita su crecimiento. Combinan con mole, nopales, papas y tortas de camarón; este platillo también es conocido como revoltijo –llamado así por la mezcla de ingredientes-.

Otro producto de esta receta es la papa, tubérculo que tiene su origen en Perú; en nuestro país se siembra principalmente en Sonora, Sinaloa y Estado de México con una producción anual de un millón 629 mil toneladas. Anualmente se registra un consumo per cápita de 15.3 kilogramos.

Mientras que el nopal, alimento que ayuda a equilibrar el sistema digestivo y a mejorar el metabolismo; se produce en estados como Morelos, Ciudad de México y Puebla. Nuestro país registra un consumo per cápita de 6.4 kilogramos al año.

El camarón, que se  ubica en el noveno lugar de producción mundial, complementa este delicioso platillo; registra una producción promedio de 176 mil 638 toneladas y destacan Sinaloa, Sonora, Nayarit, Tamaulipas y Baja California como principales productores, indican las cifras de Comunicación Social de la SAGARPA.

Para preparar este guiso, por separado se hierven los romeritos, las papas y los nopales; se disuelve el mole en caldo de pollo y se sazona; se remojan los camarones secos, se escurren e incorporan a la mezcla.

El guiso se deja hervir por diez minutos más para posteriormente agregar los romeritos, los nopales y las papas, estos últimos picados en cubos. Se sirven calientes se acompañan con tortitas de camarón seco.

 

Fuente Comunicación Social SAGARPA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *