TIPS PARA EQUIPAR UNA COCINA INDUSTRIAL

En la industria de comedores colectivos existen tres factores fundamentales que los chefs deben considerar a la hora de planear su cocina: ahorro de energía, eficiencia y un manejo sencillo de la maquinaria.

En la actualidad, los mejores equipos son los que ofrecen condiciones de eficiencia reales y permiten optimizar los costes de mantenimiento, es decir, que la utilización de la maquinaria debe ser mucho más intuitiva y facilitar las rutinas de los empleados.

Entre los principales factores a considerar para llevar a cabo la instalación de cocinas destacan:

  •  Personalización de elementos: es una de las principales tendencias del sector. Gracias a las cocinas personalizadas los expertos pueden encontrar la solución adecuada, funcional y estética a las necesidades de trabajo. Nos referimos a elementos como quemadores a gas, freidoras eléctricas, cocedores controlados por termostato, planchas de asado con sistema de agua, placas y superficies de inducción, baños maría o placas coup de feu, entre otros muchos.
  • A la medida de las necesidades: el primer paso es conocer las posibilidades que ofrece el espacio de cada local, y proceder con el planteamiento en términos de aprovechamiento de esa área. La cocina de una pequeña escuela no necesita los mismos elementos que la de una cocina central, por esa razón hay que buscar una distribución que facilite la comodidad y organización de las tareas, planificando circuitos de trabajo y recorridos. Todos los elementos y componentes de una cocina han de facilitar la limpieza y mantenimiento del espacio de trabajo. Gracias a la versatilidad en cuanto a tamaño y forma, el profesional puede elegir entre aparatos y máquinas de diferentes medidas, permitiéndole trabajar de la manera más cómoda y eficiente posible.
  • Mejoras tecnológicas: en muchas ocasiones los expertos se encuentran con maquinarias muy complejas que les ralentizan a la hora de trabajar, por eso es muy importante conocer las mejores tecnologías de la industria. Los abatidores de temperatura, que permiten pasar los platos de 70 ºC a sólo 3 ºC en menos de dos horas o los hornos de última generación, que ahorran tiempo y mejoran la eficacia del proceso, ya incorporan sistemas tecnológicos avanzados como la preprogramación o la memoria de los diferentes tipos de cocinado. Los hornos profesionales son capaces de calcular la energía exacta que se requiere para cocinar un plato y el tiempo preciso que los alimentos deben estar en su interior. Estas implementaciones les permiten programar rutinas y agilizar los tiempos de una forma muy sencilla. El objetivo es facilitar el trabajo de tal modo que los procesos sean más rápidos y simples.
  • Diseño de componentes: para los profesionales es esencial que, en caso de avería, la extracción y reparación de las piezas sea lo más rápida posible, de forma que no interrumpa los procesos de trabajo. Las cocinas personalizadas están pensadas para cubrir las necesidades del espacio del que se disponga y optimizarlo al máximo, permitiendo al usuario elegir entre la forma más adecuada.
  • Materiales resistentes: en el sector de los comedores colectivos los materiales juegan un papel muy importante. Uno de los objetivos de los profesionales es que su equipamiento de cocina sea resistente. Por esa razón, el acero inoxidable sigue siendo la estrella, puesto que se trata de un elemento resistente y de larga duración, que asegura el uso de las instalaciones durante muchos años.
  • Conciencia medioambiental: la instalación de cocinas industriales supone un gasto de recursos elevado, que abarca tanto las fuentes de energía (principalmente electricidad y gas) como el agua que se consume, por lo que la eficiencia energética y la sostenibilidad se han convertido en una prioridad para los departamentos de I + D en la tarea de conseguir importantes avances en este campo.

Cada uno de los factores juega un papel relevante a la hora de llevar a cabo una instalación de calidad, ya sea en un hotel, restaurante, hospital o cafetería. Se debe considerar que la inversión que realiza el comprador es elevada y espera el máximo rendimiento de su cocina, por esa razón cada proyecto es único y debe ajustarse a las necesidades del establecimiento. Las cocinas profesionales personalizadas permiten a los expertos disponer de un espacio donde todos sus elementos se adapten a su rutina de trabajo facilitando los procesos y consiguiendo, así, un resultado óptimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *