TRES MANERAS EN QUE LAS CORRECCIONALES ESTÁN MEJORANDO EL SERVICIO DE COMIDAS

La presión está sobre los operadores de servicios de alimentos en la industria de las correccionales para tener éxito con márgenes escasos. Las restricciones dietéticas y religiosas entre los reclusos, sin mencionar las alergias alimentarias, aumentan considerablemente los desafíos. Afortunadamente, las nuevas tendencias e innovaciones en el área de equipos y suministros pueden ayudar a reducir los costos laborales, el desperdicio de alimentos, el consumo de energía, de gas y agua, y mucho más.

Minimizando el desperdicio de alimentos con el control de porciones

Si bien el desperdicio de alimentos puede ser un gran golpe para las grandes operaciones, una tendencia emergente entre las instalaciones correccionales para controlar los costos es minimizar el desperdicio a través del control de porciones.

En lugar de lidiar con las grandes cantidades de sobras y desperdicios creados al cocinar desde cero in situ, muchas correccionales ahora están operando fuera de las instalaciones. El personal prepara los alimentos en lotes, luego los surten en bolsas para congelarlos antes de enviarlos a cada prisión para recalentarlos, lo que facilita el control de las porciones.

Desde el compostaje de alimentos hasta el equipo de desecho que reduce el volumen de desperdicios de alimentos (limpiadores, deshidratadores y digestores), las opciones para reducir costos a través de un mejor manejo de residuos son numerosas. Y mientras que el costo inicial de algunos de estos sistemas puede ser alto, su retorno de inversión será aún mayor, lo que permitirá esencialmente recuperar el dinero en la eliminación de alimentos y ahorrar costos.

Otra forma de combatir el desperdicio de alimentos es a través de equipos capaces de mantener los ingredientes frescos. Los contenedores de almacenamiento transparentes y un sistema de etiquetado eficiente, que permite una visibilidad más fácil para controlar la frescura, ayudan a hacer un inventario de los ingredientes y a controlar su integridad y frescura. También hay disponibles contenedores de almacenamiento especializados, como los que tienen drenaje para eliminar la humedad de las frutas y verduras.

Soluciones rentables para problemas de salud

La salud del preso (física y mental) está bajo el microscopio, pero existen otras razones para que los operadores de servicios de alimentos de correccionales mejoren su menú de alimentos saludables, y especialmente, los ahorros en los costos. Los costos de atención médica para los reclusos son astronómicos, y una mejor comida podría ser una solución. Además, una mejor comida puede reducir la tensión, creando un ambiente más tranquilo y más controlado para los internos y los empleados de correccionales.

Muchas instalaciones correccionales se han dado cuenta de esto y, como resultado, las simplificaciones del menú están ganando popularidad (y no es difícil ver por qué). En Estados Unidos, un 74% de los presos en las cárceles estatales y federales tienen sobrepeso, obesidad y obesidad mórbida, reportan las estadísticas de la Oficina de Justicia. Además, las investigaciones muestran que el IMC de un prisionero aumenta con cada estadía en prisión tanto para hombres como para mujeres.

Teniendo en cuenta las opciones más saludables, un número cada vez mayor de establecimientos ha comenzado a ofrecer planes de dieta simplificados que combinan más de una restricción dietética, como “cardiovascular” (bajo en grasa, colesterol y sodio), “cardíaco / diabético” o saludable para el corazón con menús principales regulando los carbohidratos.

Cuando se trata de adoptar un enfoque proactivo para reducir costos, la simplificación del menú puede hacer mucho para ahorrar dinero a largo plazo, y ciertamente es posible simplificar al mismo tiempo que ofrece opciones para una amplia variedad de restricciones dietéticas, nutricionales y religiosas. Por ejemplo, los equipos y suministros codificados por colores pueden ayudar a los operadores a mantenerse organizados y administrar los riesgos de alérgenos. Las estaciones de preparación adicionales y más equipos de preparación son otra forma de mantener a los comensales a salvo y cumplir con otras normas (kosher, etc.).

Optando por un equipo ultra seguro y fácil de usar

El equipo utilizado en las instalaciones correccionales no sólo tiene que ser duradero y rentable, sino que debe ser lo suficientemente seguro y fácil de usar para los internos. Las máquinas que son relativamente fáciles de aprender y de usar son una característica importante en entornos donde no siempre existe la oportunidad de una capacitación prolongada, y la mano de obra puede circular rápidamente.

Y para ayudar a garantizar un proceso más suave y de menor estrés para quienes supervisan estas operaciones, existen versiones ultra seguras de equipos de cocina industrial, que incluyen:

  • Tornillos a prueba de manipulaciones: sólo una herramienta especial provista con el equipo puede quitar estos tornillos.
  • Construcción completamente soldada: las uniones y bisagras soldadas soportan más peso y brindan mayor durabilidad.
  • Acero inoxidable de servicio pesado: el acero más grueso y resistente que el equipo estándar se enfrenta a los desafíos de los entornos más difíciles.
  • Cubiertas sólidas o de malla: estas cubiertas se pueden colocar sobre luces, ventiladores o paneles de control para evitar la manipulación.
  • Patas con bridas: se pueden atornillar al piso, lo que hace que sean extremadamente difíciles de manipular o retirar.
  • Cerraduras: las cerraduras aseguran que el acceso a los componentes críticos sea limitado.

 

Con información de The Nafem Show

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *