VENDING SALUDABLE EN HOSPITALES

Es solo cuestión de tiempo que todos los hospitales acaben promoviendo en su oferta alimentaria el vending saludable para acabar con la oferta tradicional de bollería y refrescos azucarados. Empezó siendo algo excepcional de algunos centros con determinadas exigencias en sus contratos para incorporar fruta o ensaladas, en la actualidad, los grandes cambios que se impulsan desde las gerencias dentro de los programas integrales para la promoción de la vida saludable entre empleados, pacientes y familiares no se olvidan de este canal.

Es lógico que en un espacio en el que se combaten ciertas enfermedades y en el que se aconseja a la población sobre determinados hábitos, se promueva una alimentación equilibrada. Además el vending es un servicio de gran importancia en los hospitales y los centros de salud que tiene mucha visibilidad y que hasta ahora no se había tomado tan en serio el control de la oferta alimentaria en las máquinas.
El último en apuntarse a mejorar su entorno alimentario ha sido el Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, España, que ha instalado una nueva máquina expendedora de comida saludable en sus instalaciones con fruta, alimentos aptos para celíacos, productos sin lactosa, zumos sin azúcares, fiambres sin grasa.

El objetivo es que los alimentos que se venden en estas máquinas sean recomendables desde el punto de vista de una alimentación sana, para lo que han introducido en su catálogo desde fruta y ensaladas, hasta productos que contienen cereales y frutos secos sin sal. También cuentan con alimentos aptos para personas celiacas que están señalizados con una luz especial. Además todos los precios de los productos saludables se han ajustado para favorecer su consumo.

“Esta es la primera que colocamos en este hospital y estamos probando la respuesta de las personas”, explica Roberto Recuero, jefe de Servicio de Hostelería del Hospital Clínico San Carlos. Esta dispensadora cuenta con tres partes diferenciadas: una para alimentos; otra para agua y refrescos sin azúcar, y una tercera para bebidas calientes.

Los productos que se han incluido en la máquina cumplen los siguientes requisitos: no cuentan con más de 3 gramos de grasa saturada por cada 100 gramos de producto, menos de 0,25 gramos de sal por cada 100 de producto y más de 3 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto.
Bebidas saludables como té o café de comercio justo, café con leche desnatada, zumo sin azúcar añadido, gazpacho, fruta, ensaladas de diferentes clases, fiambre de pavo o jamón cocido, barritas de cereales bajas en calorías, tortitas de arroz, yogures o bollería sana forman parte de la oferta alimentaria de esta máquina que se además se ha vinilizado para que sea más atractiva y resalte las características de la nueva propuesta.

Fuente Asociación Española de Hostelería Hospitalaria (AEHH)

1 thought on “VENDING SALUDABLE EN HOSPITALES”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *