VIVIR EN ZONAS PELIGROSAS INFLUYE EN EL PESO DE LAS PERSONAS

La falta de sueño, estrés y hasta la zona donde se habita pueden influir en el peso del individuo, no sólo la inactividad física o los malos hábitos alimenticios, esto de acuerdo con Sonia Arteaga, directora del Programa para la Prevención de Obesidad y Afecciones Cardiovasculares del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

“Una persona que vive en situación económica difícil y reside en zonas peligrosas evita exponerse a las amenazas reduciendo su estancia en el exterior, esto tiene un impacto en el nivel de actividad física que desempeña”, señaló la especialista.

Además, explicó que es más viable que la persona consuma alimentos chatarra, porque son de fácil acceso y más baratos, lo que afecta su estilo de vida y trae como consecuencia el aumento de talla.

Refirió que en Estados Unidos y en el mundo se realizan estudios a través de organizaciones para detectar las diferentes causas que provocan el sobrepeso y la obesidad y las posibles razones por las que han incrementado los casos en diferentes grupos de edades, étnicos y sociales.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, los casos de obesidad se han triplicado desde 1975 en todo el planeta. En 2016, más de mil 900 millones de adultos de 18 años o más tenían sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones eran obesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *