OBESIDAD EN MÉXICO: recomendaciones para una política de Estado

La obesidad es un problema creciente de salud pública en México, al grado que, hoy, siete de cada 10 adultos tienen exceso de grasa corporal, con los consiguientes riesgos de salud, los altos costos en la atención de enfermedades y la disminución de la productividad. Por ello, la Academia Nacional de Medicina, con la colaboración de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Nacional de Salud Pública, lanzaron el libro Obesidad en México: recomendaciones para una política de Estado.
El texto advierte que existen causas subyacentes, entre las que destacan la alta disponibilidad y accesibilidad de alimentos con elevada densidad energética y bebidas azucaradas y el bajo consumo de agua, frutas, verduras, cereales de grano entero y leguminosas; y el mercadeo masivo de alimentos procesados; los bajos precios relativos por caloría tanto de alimentos procesados con alta densidad energética como de bebidas con azúcar adicionada; la falta de orientación alimentaria; todo esto aunado a la pérdida de la cultura alimentaria y un medio ambiente sedentario.
Dado el carácter multifactorial de la obesidad, los expertos plantean que se requiere de una respuesta compleja coordinada por el Estado, con un abordaje transectorial, multidisciplinario, aplicado por los distintos órdenes y niveles de gobierno en diferentes entornos: en el hogar, la comunidad, escuela, centros de trabajo y espacios públicos; con participación de la sociedad civil, la academia y la industria y basada en la mejor evidencia científica disponible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *