AGUAS FRESCAS PARA PRIMAVERA

Estamos a unos días de que comience la primavera y ya se comienza a sentir el clima cálido, por ello tomar una bebida refrescante en la temporada de calor es la solución perfecta para sentirse fresco a pesar de las altas temperaturas. En los comedores industriales, los empleados buscan una opción de bebida refrescante para acompañar su comida y sentirse con energía para continuar su jornada, y que mejor que una deliciosa agua fresca y con ingredientes naturales.

Por ello, aquí te dejamos algunas opciones de aguas frescas tradicionales y combinadas para incluir en tu menú semanal.

AGUAS FRESCAS TRADICIONALES

  • Limón: jugo de limón, agua y azúcar al gusto.
  • Horchata: harina de arroz, azúcar al gusto, agua, canela, leche condensada.
  • Naranja: naranjas, agua y azúcar al gusto.
  • Tamarindo: pulpa de tamarindo, piloncillo y agua.
  • Jamaica: flor de Jamaica, agua y azúcar al gusto.

AGUAS FRESCAS COMBINADAS

  • Alfalfa: germen de alfalfa, pepino, jengibre, limón, perejil, hojas de menta fresca, azúcar al gusto, agua.
  • De frutas: fresa, guayaba, mango, manzana, plátano, duraznos, leche evaporada, leche condensada, agua.
  • Hierbabuena con limón: limones, agua, hojas de hierbabuena y azúcar.

Además de ser una manera sana y dulce de calmar la sed y el calor, las aguas frescas son el origen de las deliciosas paletas heladas, cuya mezcla es un poco más espesa y con la fruta martajada.

Las aguas frescas varían en cada estado, aquí algunos ejemplos:

  • El ponche de frutas de Guerrero es una combinación de papaya, piña, sandía, jugo de naranja y azúcar.
  • Tabasco y Chiapas comparten el gusto por el agua de avena con chocolate; su consistencia es densa, una bebida nutritiva y muy fresca. La conocen como cacahuada en Tabasco.
  • En Chiapas se le llama frutada refrescante a la mezcla de guayaba, fresa, durazno y azúcar.
  • En Tlaxcala, el agua de betabel se prepara con betabeles cocidos y licuados en agua con jugo de naranja y azúcar. Recibe el nombre de ensalada de agua y se relaciona con el luto judeocristiano. También la puedes encontrar en Guanajuato, Querétaro y Zacatecas durante las festividades de la Virgen de Dolores, como parte de los llamados altares de Dolores en Semana Santa. Lleva trocitos de plátano Tabasco, lechuga, naranja, cacahuate y manzana.
  • El agua de cebada se hace con cebada remojada, azúcar, agua y canela. Suele venderse durante el verano en Sinaloa y Nayarit.
  • El agua de chaya se hace en Quintana Roo con hojas de chaya molidas (que tiene un gusto anisado), jugo de limón, miel de abeja o azúcar, y algunas veces le ponen trozos de piña.
  • En Morelia, Michoacán, el agua de vegetales es muy común, por ejemplo, la de chayote con piloncillo y la de calabaza en tacha.
  • En los puestos callejeros y mercados de Oaxaca encontrarás el agua de chilacayota, que se cuece con piloncillo, canela y piña. Junto con el vaso te dan una cuchara, porque contiene trozos de frutas y las hebras centrales del chilacayote (llamadas cabellos de ángel, debido a su color dorado). Se aromatiza con canela y cáscaras de limón.
  • En los estados que conforman la región Huasteca (norte de Veracruz, el sur de Tamaulipas, y partes de los estados de San Luis Potosí e Hidalgo), las aguas frescas se preparan de frutos como la anona, el capulín agrio, la ciruela, el jobo, la chaya, la huapilla, el coco, el coyol, el tamarindo, la pitahaya, la guayaba y plátano martajado. Algunas se aromatizan con canela y vainilla tostada.

Con información de matadornetwork.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *