LA IMPORTANCIA DE LA FECHA DE CADUCIDAD EN LOS ALIMENTOS

La fecha de caducidad es el límite de tiempo a partir del cual el alimento ya no es adecuado para su consumo; sus características de calidad y sanitarias ya no son aptas a partir del día inscrito en el envase.

La fecha de caducidad es muy precisa en productos altamente perecederos donde la acción microbiológica es perentoria, como en productos lácteos (leche, crema, yogur, etc.), productos cárnicos curados y cocidos (embutidos, etc.), quesos frescos y madurados, productos de pesca, etc. El consumo de estos alimentos puede ser riesgoso en fechas posteriores a la fecha de caducidad. Dicha fecha siempre deberá tener la leyenda “día, mes y año”.

Si un alimento o producto no es manipulado correctamente, la fecha de caducidad puede verse afectada, para ello es recomendable:

  • Verificar siempre la fecha de caducidad vigente al momento de comprar el alimento o producto.
  • Refrigerar el alimento perecedero lo más pronto posible, congelarlo si es necesario.
  • Verificar si la fecha de caducidad se modificará al congelar un producto perecedero a una temperatura mayor a -18°C.
  • Seguir las recomendaciones de manipulación del producto que presenta el fabricante.

Fuente: BRAUN, Debby. (2015) Higiene en la cocina. Guía para evitar la contaminación de los alimentos. Editorial Larousse, Ciudad de México, México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *