CAMBIOS EN LA SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO

En los dos últimos años, la salud y la seguridad en el trabajo han recibido una atención sin precedentes. Los profesionales del sector se han visto obligados a enfrentarse a una pandemia mundial. El vaivén entre unas precauciones muy estrictas y una reticente vuelta a la normalidad ha aumentado la presión sobre los responsables de la seguridad laboral, el medioambiente y la sostenibilidad. Aunque también ha aumentado el nivel de conocimiento y la concienciación sobre las actividades que desempeñan a diario.

Esta es una de las conclusiones principales del Safety Management Trend Report 2022, de Quentic. Para su elaboración, el equipo editorial entrevistó a 11 expertos de renombre internacional.

En la edición de este año de su informe anual sobre tendencias de la salud y la seguridad en el trabajo, Quentic analizó además en qué medida temas estratégicos como los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo, o la digitalización, influirán en el sector a largo plazo.

Aumenta la valoración de la salud y la seguridad
Además, Quentic encuestó a más de 500 profesionales de la seguridad laboral de toda Europa. Quienes opinaron sobre las tendencias y novedades más destacadas, que comprenden desde la digitalización y la influencia de la pandemia por Covid hasta la creciente relevancia de los criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo.

La pasada edición del Trend Report reveló que la pandemia por coronavirus había supuesto grandes retos, pero también había mejorado la percepción de la profesión. En esa línea, la cuestión que aborda la edición de este año del informe es si esa mayor valoración podría mantenerse en el tiempo. Los resultados parecen confirmar esta hipótesis.

Tres de cada cuatro encuestados señala un mayor reconocimiento de la salud y la seguridad y del apoyo en sus empresas en su totalidad, o al menos, en áreas determinadas. Un cambio que es más evidente en las compañías de mayor tamaño.

En lo que respecta al futuro de esta tendencia, más de la mitad de los especialistas, prevencionistas y responsables de SST encuestados se muestran optimistas y consideran que la seguridad laboral seguirá ganando relevancia o que se consolidará a un mayor nivel.

Más importancia de los riesgos psicosociales
El panel de expertos subrayó, sin embargo, la necesidad de prestar especial atención a los riesgos psicosociales. Hacen hincapié en el modo en que la desaparición de los límites entre la vida profesional y privada, el cambio al teletrabajo, la falta de contacto social y el aumento del temor al contagio afectan a la salud mental de los empleados.

Según los expertos, se requiere una mayor concienciación sobre este tema y un liderazgo capacitado para responder. En este sentido, opinan que factores humanos como un buen liderazgo, la mejora de los vínculos sociales y la compensación de situaciones de estrés, desempeñarán un papel decisivo en el futuro cercano.

Una problemática de la que son conscientes los profesionales del sector, quienes mostraron su deseo de ampliar sus competencias en estas áreas, como concluye el Safety Management Trend Report 2022. No obstante, la responsabilidad de prevenir el estrés psicológico no puede recaer únicamente sobre sus hombros, y será necesaria también la implicación de la dirección y del resto de empleados de cada organización para hacer frente a los retos que se nos presentarán este año.

Mayor digitalización de los procesos
La creciente digitalización del trabajo en general sigue presentando oportunidades y desafíos, una tendencia que también se hace presente en la salud y seguridad en el trabajo. En este sentido, es probable que temas como las auditorías remotas, la formación online y las evaluaciones de riesgos digitales sigan siendo claves en el próximo año. Sin embargo, la demanda de digitalización dista mucho de estar totalmente cubierta y crecerá aún más en 2022. En especial en relación con la gestión de incidentes, de contratistas y de visitantes.

El panel de expertos señala cambios de mayor alcance en la digitalización de la seguridad laboral. Por un lado, subrayan que el uso de dispositivos portátiles y sensores, por ejemplo, puede mejorar la seguridad en el trabajo. Pero por otro, que la mayor interacción humano-máquina en centros de trabajo dotados de alta tecnología puede dar lugar a la aparición de nuevos riesgos.

Ven grandes oportunidades, en particular en lo que respecta a la interconexión de los procesos de trabajo, que es ahora más posible que nunca gracias al nuevo estándar de telecomunicación 5G y al uso de la inteligencia artificial aplicada a la seguridad en el trabajo. Con todo, también destacan que, en algunos casos, aún faltan bases jurídicas para que la aplicación segura, sana y por ende, productiva de estas nuevas tecnologías pueda estandarizarse en el ámbito de la salud y seguridad en el trabajo.

La salud y la seguridad asociadas a la sostenibilidad
El reporte 2022 constata que la salud y seguridad en el trabajo debe entenderse en un contexto integrado con todos los procesos corporativos. Si bien hace tiempo que ya que la gestión medioambiental y de la calidad se han incorporado en gran medida a las funciones de gestión de este departamento, el aumento de la presión por parte de consumidores y otras partes interesadas con respecto a gobernanza corporativa redefinirá cada vez más la profesión.

Las organizaciones apuestan cada vez más por una gestión de la responsabilidad integrada en la que los criterios medioambientales, sociales y de gobernanza van de la mano.

Esto supone una gran oportunidad, ya que, en el contexto de los criterios de seguridad laboral, medioambiente y sostenibilidad, una estrategia integrada es la piedra angular para el éxito empresarial. Estos criterios están también impulsando las inversiones en seguridad y salud en el trabajo. Esta evolución, que ya es clara en las grandes empresas también empieza a ganar terreno en las pequeñas y medianas empresas. Para los profesionales, esto significa que deben seguir desarrollando nuevas áreas de conocimiento y consolidar aún más su flexibilidad y disposición a aprender para impulsar de forma activa la gestión de la seguridad desde una perspectiva holística.

Fuente Observatorio de RRHH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *