SEMINARIO DE ALIMENTACIÓN ESCOLAR PARA AMÉRICA LATINA

Más de 200 personas incluyendo a delegaciones de gobiernos, expertos regionales e internacionales de alimentación escolar, organizaciones públicas y privadas y otros socios, provenientes de 17 países de la región, participaron en el VII Seminario de Alimentación Escolar para América Latina y el Caribe que se realizó del 26 al 28 de agosto de 2015 en Lima, Perú.

El tema de este encuentro regional fue “Alimentación escolar: una herramienta de protección social para el desarrollo sostenible y la inclusión social” y fue organizado por el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) del Gobierno de Perú, con apoyo del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) y de la Red de Alimentación Escolar de América Latina y el Caribe (La-RAE).

“Está comprobado que la alimentación escolar es una inversión no un gasto, ya que por cada dólar invertido en alimentar a nuestros niños en las escuelas al menos tres vuelven como retorno económico”, aseguró el Director Regional del PMA, Miguel Barreto.

En la actualidad, casi 85 millones de niños y niñas en América Latina y el Caribe reciben todos los días desayuno, merienda o almuerzo en sus escuelas, según señala el reporte del PMA “El Estado de la Alimentación Escolar a nivel mundial”. Este documento también destaca que los gobiernos invierten unos 4.3 mil millones de dólares en brindar una comida a los estudiantes en las escuelas.

Para el Director Regional del PMA este encuentro permitió al PMA y a sus socios promover la expansión y el fortalecimiento de los programas de alimentación escolar como red de protección social y sus múltiples beneficios para alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional de los niños que asisten a las escuelas, sus familias y sus comunidades.

A lo largo de este seminario, los participantes discutieron acerca de la sostenibilidad y continuidad a largo plazo, calidad de los programas, la transparencia y la participación de todos los sectores y actores involucrados en su planificación, implementación y retroalimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *