¿CÓMO SERÁ LA OPERACIÓN DEL COMEDOR DEL NUEVO AEROPUERTO AIFA?

En la licitación pública AIFA-LPN-SRM-SVS-003/2022, disponible en CompraNet, donde el fallo estaba previsto para darse a conocer el 24 de marzo, tres días después de la inauguaración del nuevo aeropuerto, se establecen los requerimientos del servicio diario de comedor para un máximo de 790 personas, donde los platillos para desayuno, comida y cena deberán estar listos media hora antes de la hora establecida.

En el documento se señalan diversas especificaciones para garantizar la calidad de las raciones calientes ofrecidas, entre ellas, se estipula que la Gerencia de Servicios Generales probará y verificará la calidad y sabor de alimentos, y podrá pedir que se retire, cambie o mejore si no cumple con las condiciones de sabor, preparación e higiene.

Para evitar sobrantes, la empresa contratada tendrá que llevar registro diario de los comensales para ajustar las cantidades en las cocinas.

El pan y las tortillas frescas no pueden faltar cada día y las piezas que queden deben desecharse esa misma jornada, pues está prohibido reutilizar el pan para hacerlo molido o cualquier otro platillo; lo mismo para las tortillas, así que si se contemplan hacer chilaquiles, tendrán que conseguirse otros totopos.

Entre otros aspectos, también se solicita el uso de productos lácteos elaborados a partir de leche pasteurizada y se prohíbe que las aguas frescas usen concentrados, las cuales además deberán ser variadas y no podrán repetirse en el lapso de tres días, serían de Jamaica, limonada, horchata, naranjada, tamarindo, guayaba, sandía, piña o agua simple.

También se pide que la empresa cuente con un nutriólogo titulado que supervise y recomiende la elaboración de alimentos.

Entre las salsas para acompañar las comidas, se pueden ofrecer verde tradicional, chipotle, verde con cilantro, ranchera, taquera o pico de gallo.

DESAYUNO
El desayuno se servirá de lunes a domingo de 6:45 a 7:45 horas para trabajadores en general; y de 6:45 a 8:45 horas para los directivos.

Se solicita una ración caliente de un platillo a elegir entre dos opciones, servido con guarnición, bebida caliente y bebida fría, fruta, pan blanco, pan dulce, endulzantes y sazonadores.

Huevos mexicanos:
En la licitación establecen varios platos donde el huevo es protagonista y toma una gran cantidad de formas tradicionales: a la mexicana, en salsa verde, con chorizo, con salchicha, con jamón, torta española, omelette poblano, omelette de jamón y queso; también hay tortitas de papa, chuleta ahumada, puntas de pollo en salsa verde, carne asada y croquetas de atún con papa.

O bien, chilaquiles verdes o rojos con pollo, sincronizadas con jamón y queso, enchiladas verdes o rojas de pollo, burritos de bistec, torta de jamón, quesadilla de champiñones, molletes de frijoles y queso, calabacita rellena, queso panela asado, hot cakes, u omelette de espinacas.

Para acompañar estos platillos, se señala que pueden servirse con alguna de estas opciones por día: frijoles refritos, charros o caldosos, papa rellena, nopales a la mexicana, puré de papa, ensalada de lechuga o verduras al vapor.

Café diario: El café americano es el combustible diario, también se pide ofrecer jugo de frutas a alternar (naranja, toronja, mandarina); fruta de temporada (melón, durazno, sandía, papaya, manzana, guayaba, plátano, pera).

Además de bolillo y tortillas de maíz, los empleados podrán encontrar variedad de pan dulce: concha, dona de azúcar, ojera, cuernito, Garibaldi de chocolate, polvorón, moño y chocolatín.

COMIDA
La comida está establecida de 13:00 a 15:00 horas; y para los directivos de 13:00 a 16:00 horas.

Es un menú de comida corrida convencional, con platillo a elegir, sopa o pasta, guarnición, ensalada, agua fresca de fruta, postre, tortillas, salsas, servilletas y sazonadores.

Hay varios platos fuertes con pollo, como milanesa, a la jardinera, frito empanizado, tinga, tacos dorados (también de papa o res), con mole o en chile poblano.

O bien, prepararán filete de pescado empanizado y diversos platillos con res: en salsa pasilla, entomatado, rollito de bistec con verduras, picadillo, albóndigas, estofado y bistec encebollado; o bien, chile relleno de queso en salsa roja, pozole y chicharrón en salsa roja o verde.

Como opción más ligera, también tienen pechuga a la plancha, basa a la plancha o bistec asado.

Hay diversas sopas de pasta, verduras, espinacas, azteca, lentejas, crema de zanahoria o elote; consomé de pollo o de verduras.

Como guarnición: arroz blanco, rojo, amarillo o verde a la poblana, espagueti en salsa de tomate o a la crema, frijoles refritos o caldosos con epazote, verduras salteada o al vapor, puré de papa, verduras primavera, chayote a la mantequilla, papas salteadas a la mantequilla.

También ensaladas César, verde de atún, mixta con pasta, rusa, verde con pollo, zanahoria, jícama y betabel, pepinos.

Postres:
Los postres varían más que las clásicas gelatinas de leche o agua, hay flan napolitano, arroz con leche, panqué de chocolate o de vainilla, galleta de naranja, palanqueta, budín, barra de amaranto, rebanada de pastel de chocolate.

CENA
La cena se servirá de 18:00 a 19:00 horas para todos los empleados y directivos.

Se estipula una opción por día: enchiladas rojas de pollo, tinga de res, pechuga de pollo a la plancha, alambre de res o de pollo, sopes, quesadillas, sincronizadas de jamón y queso, hot dog, fajitas de pollo o de res.

Como guarnición: ensalada verde, frijoles refritos, papas al perejil, elotes a la mantequilla, papa Saratoga, pasta a la boloñesa, puré de papa.

Y, al igual que en el desayuno, café americano y té, bolillo, tortilla y pan dulce.

Fuente El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *