LA VOCACIÓN DE SERVICIO: ¿EN PELIGRO DE EXTINCIÓN?

Los comedores industriales estamos obligados a poner el ejemplo

Cuando a un profesional de su oficio o actividad le gusta lo que hace, le apasiona, proyecta su energía y entusiasmo hacia su trabajo. Si su tarea es el servicio, realiza una acción para satisfacer una necesidad de otra persona, esta pasión por lo que se hace es doblemente importante.

Se trata de servir, ser útil para otra persona, con la cual generamos empatía: hay que “ponerse en los zapatos del otro” para tratar a la otra persona como te gustaría a ti ser tratado.

Un personal motivado hace la diferencia, trata de hacer su trabajo lo mejor posible no por un sueldo sino por la satisfacción que siente; el gusto de servir por el simple hecho de hacerlo, de auto brindarse ese beneficio a nivel interno que lo motiva, lo alegra e incluso le genera felicidad.

Estamos hablando de la vocación de servir, que en nuestro giro de comedores industriales es esencial para contar con comensales satisfechos, a gusto con nuestro servicio.

Desde el que transporta los ingredientes, el que cocina, el que atiende en el comedor, todos ellos deben vivir la vocación de servir. Es un sentimiento no solo de ser útil, sino de generar un beneficio a los demás, vivir la satisfacción de generar una sonrisa en el comensal, un “gracias”, un gesto agradable cuando saborea nuestra comida, un “mmmmmm” como expresión de que le gustó nuestro platillo. Cuando ello ocurre, es porque contamos con un personal con vocación de servicio.

A menudo la vocación de servir se le relaciona con las acciones de solidaridad y altruismo, pero en las empresas de servicios como nuestro giro es igualmente importante. Se puede observar en cada colaborador porque se trata de una actitud de vida.

Es decir, igual que sentimos esa satisfacción cuando estamos en el trabajo, también manifestamos esa vocación de servicio al apoyar al vecino cuando tiene un problema, al ayudar a un anciano a cruzar la calle… La vocación de servicio, quienes trabajamos en el giro de comedores industriales, la debemos llevar en la frente cada día y en cada lugar donde nos encontremos. Y si la vocación de servicio está en peligro de extinción, el giro de los comedores industriales debe poner el ejemplo.

Por Lic. Leonor Castro, Propietaria y CEO de Comedores LaCarne

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *