MÉXICO QUIERE AMPLIAR USOS DEL NOPAL

Si bien México es el principal productor de nopal fresco para consumo humano a nivel mundial, con unas 12 mil hectáreas cultivadas y una cosecha que ronda las 825 mil toneladas anuales, aún hay rubros en los que se podría explotar, como la cosmética, el forraje para ganado, para la generación de biogás y electricidad o incluso para la industria farmacéutica, coincidieron expertos.

Para poder aumentar la producción en México y aplicarlo a esos sectores de manera industrial hace falta una mayor promoción que genere más inversiones del sector público y privado, pues la fabricación de champú, jabones, fibra dietética y otros productos derivados del nopal aún se realizan de manera artesanal, explicó el investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo, Clemente Gallegos Vázquez.

Sin embargo, para Gallegos Vázquez el futuro de esta planta está en sus frutos, en la tuna o el xoconostle, por las propiedades que tienen, como los antioxidantes, que suelen ser parecidos a los de la fresa. En el campo farmacéutico “si alguien logra identificar, aislar y purificar el ingrediente activo que causa el control de la diabetes (que podría encontrarse en el xoconostle) se va a hacer rico”, indicó, por lo que las universidades y los centros de investigación deberían poner más atención en su potencial.

El otro reto para México es enfrentar a sus dos grandes competidores, China y Brasil, los cuales ya producen nopal a gran escala. La nación asiática lo ocupa para el área cosmética, e incluso el investigador de Chapingo no descarta que esté realizando investigación farmacéutica, mientras que el país latino es el principal productor y exportador de la cactácea como forraje para ganado.

El director general del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Luis Fernando Haro, coincidió con el investigador de Chapingo de que China está empezando a acaparar el mercado de productos cosméticos o naturistas derivados del nopal, como jabones o fibra dietética; “le dieron valor agregado”, dijo.
Fuente La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *