SIGUE TENDENCIA MUNDIAL DE AUMENTO EN INDICE DE MASA CORPORAL

Una amplia red de científicos de todo el mundo ha examinado las tendencias del Índice de Masa Corporal de adultos (IMC) en 200 países, y se encontró que a nivel mundial el número de personas obesas ha aumentado de 105 millones a 641 millones en los últimos 40 años. El mundo ha pasado a tener más personas obesas que personas con bajo peso, con excepción de algunas regiones subsaharianas y asiáticas. Los autores del reporte señalaron que, si las tendencias actuales de obesidad continúan, habrá pocas posibilidades de cumplir con el objetivo global de combate contra la obesidad acordado para el 2025.

La red de investigación, the NCD Risk Factor Collaboration, dirigida por un grupo del Imperial College de Londres, recogió los datos de IMC de casi 19.2 millones de hombres y mujeres. El IMC es un indicador ampliamente utilizado para medir la grasa corporal, se calcula teniendo en cuenta la altura y el peso de una persona. Los altos valores de IMC se asocian con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes, trastornos musculoesqueléticos y algunos tipos de cáncer. Sin embargo, los valores bajos de IMC pueden tener también efectos negativos sobre la salud.

Los resultados de la investigación mostraron que entre 1974 y 2014, el índice de masa corporal promedio pasó de 21.7 a 24.2 en hombres, y de 22.1 a 24.4 mujeres, esto corresponde a que la población del mundo ganó en promedio más de 1.5 kg por década. Los hombres con en altos ingresos, los países de habla inglesa, y las mujeres en América Latina tuvieron la mayor progresión del índice de masa corporal por década, mientras que las mujeres en Europa meridional y central, así como las que poseen altos ingresos en Asia y el Pacífico tuvieron los menores aumentos.

Estas tendencias y distribución de sobrepeso y obesidad variaban considerablemente de una región a otra. En los años setenta, el mayor número de personas con sobrepeso y obesidad vivió en los Estados Unidos, Rusia y en los países europeos como Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. Hoy en día, la mayoría de las personas obesas y con sobrepeso en el mundo viven en China, Estados Unidos, Brasil, Rusia e India. Aunque India es también el país con el mayor número de hombres y mujeres con bajo peso.

Mientras que el IMC sigue creciendo en todo el mundo, desde el año 2000, los países con altos ingresos han experimentado un aumento más lento. Los autores señalan que la obesidad alrededor de este tiempo se convirtió en un problema para la salud pública y las acciones concretas para detener la epidemia de la obesidad comenzaron a ponerse en práctica. Sin embargo, las intervenciones y las políticas no han sido capaces de detener el aumento de índice de masa corporal. Si las tendencias posteriores al año 2000 siguen, 18% de los hombres y 21% de las mujeres será obeso y la probabilidad de cumplir con la meta mundial de la obesidad en 2025 será prácticamente imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *