ALIMENTOS EN ESCUELAS

sepssa

SEP y Ssa marcan lineamientos para su venta

 

Las secretarías de Salud y Educación Pública presentaron ante el pleno de los consejos nacionales de Autoridades Educativas y de Salud el anteproyecto de los Lineamientos Generales para el Expendio y Distribución de Alimentos y Bebidas en los Establecimientos de Consumo Escolar, el cual fue aprobado por unanimidad mediante la firma del Acuerdo correspondiente.

En el marco de la Reunión de ambos consejos, los titulares de Educación Pública y Salud, el Maestro Alonso Lujambio y José Ángel Córdova Villalobos, señalaron que el propósito es prevenir y revertir el sobrepeso y obesidad en la población de cuatro a 15 años de edad con medidas como la prohibición de la venta de bebidas azucaradas o alimentos de alto contenido calórico.

Ambos funcionarios coincidieron en la necesidad de implementar los lineamientos, debido a que el sobrepeso y la obesidad afectan a 26% de la población infantil, cifra que coloca a México en primer lugar en el mundo.

Asimismo, el costo de la atención de la obesidad y sus consecuencias pasó de 35 mil millones de pesos en el año 2000, a 68 mil millones en 2008, y de seguir la tendencia actual, se estima que en 2017 ascienda a 167 mil millones.

De acuerdo con un estudio realizado por la Secretaría de Salud, un menor debe consumir 280 calorías en promedio en la escuela, sin embargo, ingiere alrededor de 550, lo que contribuye al desarrollo de obesidad.

El titular de la SEP apuntó que los lineamientos tienen por objeto promover que en los establecimientos de consumo escolar de los planteles de educación básica se preparen y expendan alimentos que contribuyan a lograr una alimentación correcta:

  • Encaminar los esfuerzos y acciones para que en las entidades federativas se regule, de manera coordinada y unificada, la operación de los establecimientos de consumo escolar, a fin de constituir normas claras sobre el tipo de productos que pueden expenderse o distribuirse y las medidas de higiene que deberán acatarse para hacer de éstas espacios saludables.
  • Impulsar una cultura de hábitos saludables y una educación alimentaria que permita a niñas, niños y adolescentes que cursan la educación básica desarrollar el aprendizaje hacia una vida más sana.

Los lineamientos describen las características nutrimentales del tipo de productos que contribuyen a la adopción de una alimentación correcta y que son recomendables para su expendio y consumo en las escuelas de educación básica, así como aquéllos que no podrán ser distribuidos en los centros escolares.

La promoción de la actividad física es otro de los elementos primordiales de este documento, en el que se fomenta la importancia de su realización no sólo dentro sino fuera de la escuela, con actividades variadas como caminatas, paseos en bicicleta, patinaje, avalancha, coreografías de bailes, manejo de pelotas, aros y salto de cuerda.

Los lineamientos serán obligatorios para las 220 mil escuelas públicas y privadas que hay en el país, a donde asisten más de 25 millones de alumnos de educación básica.

Al respecto, el titular de Salud aclaró que se prevé que dichos lineamientos entren en vigor para el ciclo escolar 2010-2011, después de haber pasado el proceso de análisis y aprobación por parte de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) y de ser publicados en el Diario Oficial de la Federación. Su implementación será gradual para dar tiempo a la industria de alimentos de desarrollar innovaciones tecnológicas que les permita cumplir los requerimientos.

Finalmente, el Secretario de Educación Pública enfatizó que su ejecución requerirá de un proceso de socialización en el que participen los directores de escuelas, maestros y padres de familia, mediante la formación de un comité de vigilancia para su cumplimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *