28% DE LOS MEXICANOS VIVE EN SITUACIÓN DE INSEGURIDAD ALIMENTARIA

En México al menos una cuarta parte de la población se encuentra en situación de inseguridad alimentaria. Según cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012, en el país poco más del 28% de los hogares mexicanos vive en ese estado; de ellos, 10.5% en etapa severa.

Al mismo tiempo, y paradójicamente, la Ensanut ha documentado la creciente epidemia de sobrepeso y obesidad, como consecuencia de una alimentación poco variada y desequilibrada, rica en azúcares, grasas y sodio, dijo María del Rocío Fernández Suárez, encargada del Programa Universitario de Alimentos (PUAL) de la UNAM.

Aunque en los últimos 25 años disminuyeron las cifras de desnutrición entre los mexicanos, en el sector rural uno de cada tres niños indígenas vive en esa condición, aunque de carácter crónico, señaló. En Guerrero, por ejemplo, 42.6% de la población presenta carencia por acceso a la alimentación, según datos recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

A propósito del Día Mundial de la Alimentación, que se conmemora este 16 de octubre con el lema “Protección social y agricultura para romper el ciclo de la pobreza rural”, la universitaria distinguió dos tipos de protección social en función de su impacto y el tiempo en el que se perciben los resultados.

“Por un lado, tenemos la de efecto a corto plazo, que se traduce en una variedad de programas que ofrecen ayuda financiera o en especie a personas pobres y vulnerables para mejorar sus ingresos. Ejemplo de ello es Prospera (antes Oportunidades), iniciativa con mayor cobertura en materia de seguridad alimentaria, y la Cruzada Nacional Contra el Hambre”.

La universitaria planteó la necesidad de crear programas a largo plazo, que contribuyan a la protección del campo y de los pequeños productores o campesinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *