HUITLACOCHE DELICIOSO Y NUTRITIVO

El huitlacoche se ha convertido en un sofisticado ingrediente reconocido por chefs como un producto de sabor insuperable del cual nos orgullecemos los mexicanos.

El huitlacoche es un hongo comestible, parásito del maíz, y a diferencia de lo que se ha creído, en la época prehispánica era considerado como algo “indeseable”, porque significaba la pérdida de la mazorca, en la actualidad esta visión ha cambiado radicalmente y se ha convertido en un producto de mucho valor, pues además de ser un excelente alimento también es fuente de importantes ingresos económicos para los productores que lo comercializan.

La popularidad de este hongo del maíz es tal que se han orientado numerosos estudios para que sea producido durante todo el año, también, “el huitlacoche es el conejillo de indias por excelencia para el estudio de la genética en hongos, que podría ayudar a controlar otro tipo de plagas.

Por lo regular este hongo, crece en épocas de lluvia, temporada en la que fácilmente se encuentra en tianguis y mercados locales y la mejor manera de degustarlo es en quesadillas, sopas, relleno para tamal, salsas, cremas y guisado con cebolla.

El huitlacoche, además de un exquisito sabor, contiene ácidos grasos esenciales (Omega 3 y Omega 6), es rico en aminoácidos, aporta fibra y es bajo en grasas, contiene fósforo, vitamina C, varios minerales y sustancias con propiedades antitumorales.

La Secretaría de Agricultura ha apoyado la investigación y el trabajo del Colegio de Posgraduados (Colpos) en la tecnificación de producción de huitlacoche en Puebla, mediante el desarrollo de biotecnologías e innovaciones de aplicación inmediata para detonar la producción controlada de huitlacoche con pequeños productores de maíz quienes reciben la asistencia de productores capacitados y técnicos especializados del Colpos, para mantener altos estándares de calidad e inocuidad.

Gracias a esta intervención #ElCampoNoSeDetiene en producción de huitlacoche y nosotros podemos degustar esta exquisitez todo el año.

Fuente: Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *