MÉXICO CARECE DE ESTRATEGIA PARA GARANTIZAR DERECHO A LA ALIMENTACIÓN: ONU

alt

El relator especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación, Oliver De Schutter, se reunió con un grupo de senadores y diputados del PRI, PAN y PRD para intercambiar puntos de vista en torno a la reforma constitucional en esa materia

México carece de una estrategia nacional que esté dirigida a garantizar el derecho a la alimentación, aseguró Oliver De Schutter.

El relator especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación se reunió con un grupo de senadores y diputados del PRI, PAN y PRD para intercambiar puntos de vista en torno a la reforma constitucional en esa materia.

Al no contar con un plan “a menudo tenemos políticas sectoriales que van en sentidos contrarios”, expresó el funcionario.

Ejemplificó que por un lado se trata de apoyar a los agricultores con programas como Oportunidades, mientras que por otro existen políticas agrícolas a favor de los productores ricos del norte del país, “olvidando a los pequeños campesinos, los cuales no tienen acceso a Procampo”.

Por ello, consideró, existen algunas “inconsistencias y contradicciones” entre lo que se hace en diferentes áreas del gobierno.

Ante esta problemática, De Schutter recomendó que el siguiente paso que tiene que dar México, después de haber adoptado la reforma constitucional que asegura el derecho a la alimentación, es pasar hacia una estrategia nacional que dé cumplimiento a ello.

De igual forma, se pronunció por crear un marco legislativo que permita la participación de la sociedad civil y organizaciones de trabajadores del campo.

México está uniéndose a un pequeño club de 26 países que tienen a la alimentación como un derecho constitucional, pero ahora el reto es cómo hacer que este derecho se vuelva una realidad tangible y cotidiana, subrayó.

En este sentido, refirió que el derecho a los alimentos es algo que llegará progresivamente, ya que requiere tiempo, presupuesto, políticas y reformas legislativas para ser totalmente implementado, y para ello se necesita planear la dirección por la cual se va avanzar.

Al respecto, el senador priista Renán Cleominio Zoreda Novelo, secretario de la Mesa Directiva, aseguró que en México el derecho a la alimentación y la seguridad alimentaria son una prioridad que comparten los poderes públicos y la sociedad civil.

Recordó que el pasado 14 de abril el Senado aprobó las reformas que elevan a rango constitucional el derecho a la alimentación.

Con ello –dijo– se responde a la demanda de la sociedad de ver satisfecho uno de los derechos humanos universales.

Sin embargo, reconoció, aún falta mucho camino por recorrer en materia de legislación secundaría y sobre todo en el plano de las instituciones y políticas públicas encargadas de hacer del derecho a la alimentación una realidad.

Por su parte, Alberto Cárdenas Jiménez expresó que hoy en día la agricultura tiene vientos a su favor y varias señales globales en las que se ve como un negocio atractivo y rentable.

Expuso que el crecimiento en la demanda de alimentos, los consumos que hacen los países en desarrollo, así como el tema de los biocombustibles permiten que los precios de los alimentos sean atractivos para los pequeños, medianos y grandes productores del campo.

Esta situación hay que aprovecharla para “que salgan del subdesarrollo muchos millones de familias rurales del mundo entero”, subrayó, el senador de Acción Nacional.

A su vez, el senador Heladio Ramírez López expresó que nadie puede negar que otra vez se recrudezca la crisis alimentaria que se vivió en 2007 y 2008,  ya que los precios se han elevado “brutalmente” y los fenómenos climatológicos han afectado la producción de muchos países incluyendo a los Estados Unidos.

Ello ha dado como resultado que los precios de los alimentos se eleven en perjuicio de consumidores y productores, indicó el legislador priista.

En tanto, la senadora perredista Yeidckol Polevnsky Gurwitz manifestó que en México se ha implantado el trato de “iguales entre desiguales” porque se tienen empresas en la agroindustria “altamente eficientes” que reciben apoyos que deberían ser para los que menos tienen.

Asimismo, resaltó que no existe una estrategia que pueda vertebrar todas las políticas dirigidas al campo y que pueda hacer que los apoyos fueran a donde tienen que ir, ya que hay programas que tiene la Secretaria de Agricultura de los cuales se han beneficiado narcotraficantes.

En la reunión también estuvieron presentes los senadores Pedro Joaquín Coldwell y María de los Ángeles Moreno Uriegas, del PRI; Jesús Dueñas Llerenas, del PAN, y Armando Contreras Castillo, del PRD, así como los diputados priistas Alberto Jiménez Merino y Reginaldo Rivera de la Torre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *