4 CLAVES PARA CUIDAR LA SALUD DE LOS EMPLEADOS EN PANDEMIA

La vacunación contra el Covid-19 va avanzando y la idea de retornar a las oficinas es cada vez más cercana. Si bien es probable que no sea a corto plazo ya deben tomarse medidas para el regreso. Uno de ellos es la seguridad del trabajador en su centro de labores y durante sus labores.

Recordemos que según las estadísticas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) antes de la pandemia cada 15 segundos, 160 trabajadores sufrían accidentes relacionados con el trabajo y un empleado moría por un accidente o una enfermedad ocupacional.

En este contexto radica la importancia de que los profesionales de vanguardia consideren, dentro del desarrollo de sus labores, a la seguridad en el trabajo, teniendo claro que es mucho más que una exigencia de cumplimiento normativo.

“El identificar los peligros y riesgos de los trabajadores, y tomar medidas de control que permitan asegurar un lugar de empleo seguro dejó de ser tarea de un área específica. Tenemos como desafío conjunto el promover espacios saludables y armónicos, considerando a la salud mental como un eje prioritario a tratar; si tenemos colaboradores con estrés, depresión y/o ansiedad, tendremos mayores accidentes, alto ausentismo laboral y, por ende, baja productividad en las actividades laborales”, manifestó Luisa Carrión, coordinadora académica del programa y gerente de QHSE de Grupo Átomo, especialistas en seguridad, salud y medio ambiente.

En este sentido, la especialista señala que las claves para mejorar la salud y seguridad de los trabajadores en tiempos de pandemia se centran en los siguientes ejes:

Trabajadores segmentados: Un gran reto para la seguridad y salud en el trabajo (SST) es que las empresas cuenten con un sistema de gestión robusto y bien acompañado que permita manejar tres tipos de trabajadores: vacunados presenciales, no vacunados presenciales y trabajadores remotos. Teniendo en cuenta sus peligros identificados, sus riesgos evaluados y con medidas de control seguras y saludables, tanto física como mentalmente.

Programas de salud mental: Las estadísticas indican que la salud mental de los empleados ha sido impactada ahora que se tiene mayor sobrecarga laboral, y espacios compartidos con los demás miembros de la familia para trabajar y/o estudiar. “Se deben promover programas de bienestar que puedan cubrir todas las necesidades realistas de sus colaboradores”, explicó.

Herramientas de relajación: Es importante prevenir y controlar situaciones estresantes mediante herramientas de intervención que permitan contribuir al bienestar del trabajador, para tomar mejores decisiones en momentos críticos. “Por ejemplo, se utiliza el mindfulness, que es una técnica de respiración, en la que se van regulando los pensamientos, emociones y comportamientos. También tenemos las herramientas de relajación con imaginería, en la cual mediante la respiración y la imaginación se puede llegar a disminuir el estrés y la ansiedad. Por otro lado, las herramientas de programación neurolingüística o las herramientas de gestión del tiempo, como el cuadrante de Eisenhower, la técnica de Pomodoro y el Método Getting Things Done”.

Psicología laboral: La psicología en el trabajo consigue mejorar el ambiente laboral y el espíritu de equipo. “La psicología es un eje primordial que va cobrando cada vez más importancia en las organizaciones del futuro, pues más allá de ayudar a los colaboradores a gestionar el estrés, ansiedad, desmotivación, burnout, entre otras, permite detectar bajo qué tareas o en qué tipo de trabajo existen más riesgos psicosociales. Esto es vital para la organización, porque puede llegar a prevenir accidentes laborales, mejorar la productividad y fomentar un trabajo en equipo”, añadió.

Fuente: elcomercio.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *