EL SABOR DEL CAFÉ MEXICANO

El café de México es una riqueza que se crea en el campo y llega a las tazas del mundo con un sabor que sorprende a los paladares.

Sabías que… el café es la bebida más consumida en el mundo, después del agua. Se calcula que a nivel mundial se consumen a diario 2,250 millones de tazas de café. Un mexicano consume alrededor de 1.6 Kg de café al año.

En nuestro país, el café se produce en 14 estados de la República, donde, Chiapas, Veracruz, Puebla y Oaxaca concentran el 90% de la producción.

En 2019, Chiapas aportó 40.9 % de la producción nacional, seguido de Veracruz con 24.2%, Puebla con 16.0% y Guerrero con 9.4%.

El año pasado (2020), la producción de café fue de novecientos mil doscientos quince toneladas de café cereza, sembrada en una superficie de 710,361 hectáreas, el rendimiento promedio obtenido del grano fue de 1.26 t/ha.

El café se disfruta de diversas formas, puede ser a través de su producción y cuidado en el campo, la recolección, el tostado o en una experiencia sobre barismo.

La cata de café es una experiencia olfativa y sensorial, un ejercicio de memoria en el que se detectan sabores que se han probado a lo largo de la vida. También es posible conocer las historias de vida de los productores y analizar la agronomía de cada grano: producción, cosecha y procesos post-cosecha.

PROMOCIÓN DEL CAFÉ

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural se encuentra trabajando en distintas líneas de acción en diferentes estrategias de promoción para incrementar el consumo de café de México y sus cafés especiales en el mercado interno, asimismo, buscar mercados externos emergentes como Asia, donde los cafés mexicanos pueden encontrar nichos de alto valor, que redunden en un incremento en la rentabilidad del cultivo y mejorar en las condiciones de vida de los productores.

EN LOS COMEDORES INDUSTRIALES

De igual forma, el café puede ser degustado en los servicios de alimentos de las empresas, ya que es una bebida muy valorada por los trabajadores.

Tomar un descanso por la mañana en el trabajo para beber un café aporta muchos beneficios para el empleado porque aumenta la productividad, favorece el cambio de postura, estimula la capacidad de concentración y hasta reduce el estrés. Además de influir en la salud física y mental, representa un acto social que puede reforzar los lazos entre compañeros dando lugar a un ambiente más colaborativo y agradable.

BENEFICIOS DEL CAFÉ

– Mantiene en alerta. Muchos estudios realizados en humanos muestran que el café mejora varios aspectos de la función cerebral. Esto incluye la memoria, el ánimo, la vigilancia, los niveles de energía, los tiempos de reacción y la función cognitiva general.

– Es una gran fuente de antioxidantes; además, una taza de café contiene nutrientes esenciales como riboflavina (vitamina B2), ácido pantoténico (vitamina B5), manganeso, potasio, magnesio y niacina.

– Diversos estudios han mostrado que la gente que consume café tiene un riesgo entre 23% y 50% menor de padecer diabetes.

– Según un estudio de la universidad de Harvard, el riesgo de sufrir depresión disminuye cuando aumentamos el consumo de café. Las mujeres que consumieron cuatro o más tazas de café al día desarrollaron la depresión 20% menos.

– Reduce riesgos de padecer algún tipo de cáncer. Un grupo de investigadores de la Sociedad Americana para la Nutrición encontraron que el consumo de café en cantidades elevadas reduce el riesgo de sufrir cáncer de colon.

Con información de la  Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *