El atún, un alimento básico de las mesas mexicanas

La semana pasada se celebró el Día Mundial del Atún, cuyo objetivo es concientizar sobre la importancia de una gestión pesquera sostenible, de conservación y planificada, destacamos que es un alimento básico en las mesas mexicanas al ser una opción rica en ácidos grasos Omega-3, fundamentales para el proceso de desinflamación, además de que cuenta con abundantes vitaminas, como la A, B y D, así como con múltiples minerales como fósforo, yodo, potasio, sodio, magnesio y hierro.

En México, la captura y cosecha de atún van en aumento, tan solo en 2020 la producción de este pescado fue de 118 mil toneladas en peso vivo, 3.2% más que el año anterior, cuyo valor se traduce en dos mil 20 millones de pesos; esto representa una participación nacional en la producción pesquera del 6.1%.

Entre las características que distinguen y diferencian al atún son, principalmente, su color gris o azul con vientre amarillo o plateado, su tamaño que puede llegar hasta los dos metros y su peso de hasta 180 kilogramos.

Los meses de mayor producción son abril, mayo y junio. Y las entidades con más volumen de producción son:

  • Sinaloa con 84,167 toneladas
  • Colima con 18,032 toneladas
  • Baja California con 6,980 toneladas
  • Chiapas con 6,121
  • Veracruz con 1,147 toneladas
  • Oaxaca con 769 toneladas
  • Nayarit con 494 toneladas
  • Guerrero con 180 toneladas
  • Baja California Sur con 81 toneladas
  • Jalisco con 36 toneladas.

A nivel mundial, México ocupa el lugar 15 en producción mundial de atún, con alrededor de 118 mil 10 toneladas. A nivel internacional, dos de cada 100 toneladas son resultado del esfuerzo pesquero de la flota mexicana.

Además, una de las principales especies que México exporta es la aleta azul, que registra altos precios de venta y durante 2020 alcanzó un precio promedio de 418 pesos por kilogramo puesto en frontera.

Consumir atún es rico, saludable y nutritivo, puedes comerlo asado, en ceviche, en ensalada, tostadas, tortitas o, ¿por qué no?, innovar y preparar chiles rellenos de atún, pizza e incluso albóndigas.

Fuente SADER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *