MÉXICO ENTRE LAS PRINCIPALES NACIONES CONSUMIDORAS DE ATÚN

alt

La producción de atún mexicano garantiza su abasto para el consumo interno en esta Cuaresma y durante todo el año; cifras preliminares de 2010 adelantan que la producción atunera del país creció en 3.26% con respecto al 2009

A nivel internacional, México se ubica entre las 10 primeras naciones consumidoras de atún, con un consumo per cápita del producto fresco de 1.35 kilogramos, reportó la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Dentro de los estándares mundiales, puntualizó, nuestro país es uno de los más importantes en el aprovechamiento responsable y sustentable de la pesquería del atún, toda vez que cumple a cabalidad con las medidas de ordenamiento y explotación racional de esa especie.

En 2009, la producción de túnidos en México alcanzó las 128 mil 566 toneladas; cifras preliminares recabadas por la Comisión, detallan que para el 2010 la producción de esta especie creció en 3.26% con respecto al año pasado, al alcanzar las 132 mil 761 toneladas.

Para la flota pesquera mexicana el aprovechamiento de las poblaciones de túnidos constituye una pesquería de particular importancia nacional, debido a que destaca por su participación en la producción de alimentos para el consumo interno y en la generación de fuentes de empleo y de divisas.

En los litorales nacionales se pescan cuatro variedades de atún: aleta amarilla, aleta azul, patudo o bigeye y albacora o blanco. Esta pesquería también comprende variedades de peces estrechamente emparentados con los túnidos, como el barrilete y el bonito.

De ellas, la más representativa es la especie aleta amarilla, ya que anualmente su captura en el país representa del 75 al 90%; le secunda el barrilete, al proveer del siete al 20% de los túnidos.

El atún es un alimento aportador de proteínas, vitaminas y minerales. Además de que su carne es baja en grasas saturadas y contienen un alto contenido de aceite Omega 3, que ayuda a reducir el colesterol.

Los principales países que adquieren nuestra producción nacional son Japón y España, seguidos de Colombia, Vietnam, Ecuador y Estados Unidos.

A nivel internacional, el atún que se captura en los litorales mexicanos está considerado como una especie marina de exquisito sabor y grandes propiedades nutrimentales. Se trata de características que han generado una fuerte demanda de consumo interno de este pescado, principalmente en su presentación enlatada y a granel, en su modalidad de fresco o ahumado.

La Conapesca subrayó que el abasto de pescados y mariscos para todo el país está garantizado durante esta Cuaresma, periodo en el que se espera se comercialicen más de 215 mil toneladas de productos pesqueros y acuícolas que produce México.

 

Valor nutricional del atún

El atún contiene vitamina A, que es la principal fuente para mantener una buena visión, ayuda a la salud de la piel y el cabello, promueve el desarrollo de huesos y dientes y fortalece el sistema inmunológico.

También es una fuente aportadora de vitamina D, que contribuye a fortalecer los huesos y dientes, y previene el raquitismo. Además cuenta con Niacina, vitamina primordial en procesos de respiración y previene la pelagra.

Este grupo de vitaminas son de consumo imprescindible porque ayudan al cuerpo humano a regular el proceso metabólico y a fortalecer sus estructuras celulares para evitar cualquier enfermedad nutricional y mantener un buen estado de salud.

Además es una rica fuente de minerales, como el fósforo, fundamental para el desarrollo y crecimiento de los huesos y dientes; potasio, elemento principal para la vitalidad de las células; sodio, importante para mantener el equilibrio de los líquidos en el organismo.

También es un rico aportador de hierro, necesario para regular la producción de sangre, debido a que su deficiencia es causa de anemia y magnesio, que combate problemas de concentración, mareos, migrañas, estados nerviosos y calambres en las piernas.

En cuanto a las proteínas, el atún tiene un mayor contenido proteico que otros productos animales. Por ello, es considerado como uno de los alimentos que mejor forma la estructura muscular del cuerpo y una gran fuente de nutrientes que reconstruyen y mantienen las células de la estructura corporal y celular.

Adicionalmente, el atún es un alimento rico en ácidos grasos insaturados que desempeñan una labor benéfica en la prevención de enfermedades cardiovasculares, que pueden ayudar a bajar la presión sanguínea en quienes padecen hipertensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *