ALIMENTOS MUY SALSA

Sabores del campo mexicano que conquistan al mundo.

A propósito de las próximas celebraciones por las fiestas patrias, te presentamos cuatro alimentos base en la elaboración de platillos tradicionales: aguacate, chile verde, jitomate y maíz, productos mexicanos que representan nuestro orgullo nacional y que podemos degustar entre las delicias que nuestro país genera.

Estados como Michoacán, Chihuahua, Sinaloa, Jalisco, Zacatecas y Estado de México se ubican como los principales productores de estos ingredientes clave para la preparación de salsas y de tortillas porque, ¿qué sería de una salsa sin las deliciosas tortillas?

Las recetas con estos alimentos son diversas y deliciosas, además de ser una magnifica opción para incluir en el menú de los comedores industriales, ya que estos ingredientes se pueden utilizar crudos, asados, hervidos o fritos; molidos o picados, combinados con cítricos o con frutas. De igual forma, en la industria se elabora una gran variedad de productos Hecho en México a base de estos alimentos, hay frescos, congelados, deshidratados, encurtidos y enlatados.

Cifras de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), indican que el aguacate, chile verde, jitomate y maíz ocupan primeros lugares de producción en el mundo: primero para aguacate, segundo para chile verde, décimo para jitomate y séptimo para maíz.

La SADER también señala que estos productos se exportan principalmente a Estados Unidos, Canadá, España y Japón. El aguacate ocupa el tercer lugar en productos agroalimentarios de exportación antecedido sólo por la cerveza y el jitomate.

AGUACATE

Es originario de Mesoamérica, la primera evidencia del uso comestible de este alimento proviene de la cueva de Coxcatlán en Tehuacán, Puebla, hace unos ocho mil años. Es muy especial por su sabor, color, propiedades alimenticias y la gran variedad de platillos que se pueden preparar con él; desde un taco con una pizca de sal, hasta una guarnición de sopas y guisados y, por supuesto, en guacamole, símbolo internacional de México.

El aguacate es uno de los alimentos más nutritivos entre todas las frutas comerciales, pues aporta casi 20 vitaminas, minerales y fitonutrientes, incluyendo 6% del Valor Diario (VD) recomendado de vitamina E, 4% de vitamina C, 10% de folato, 11% de fibra, 2% de hierro, 6% de potasio y 136 microgramos de luteína por porción de 50g.

Conocido como el “oro verde”, el aguacate mexicano es líder en producción a nivel mundial con un millón 644 mil toneladas. Michoacán, Jalisco, Estado de México, Nayarit y Morelos son sus principales productores. La variedad que predomina es la denominada Hass.

CHILE VERDE

México se caracteriza como uno de los principales productores de este picoso ingrediente que se consume desde tiempos prehispánicos. Es protagonista de salsas preparadas, además, con jitomate o tomate; crudas o cocidas; martajadas o molidas.

Nuestro país ocupa el segundo lugar de producción mundial. Los estados de Chihuahua, Sinaloa, Zacatecas, Michoacán y San Luis Potosí destacan, pues aportan cerca del 77.1% de la producción nacional.

Este alimento posee propiedades nutricionales que producen efectos antiinflamatorios y ayuda a la prevención del dolor. Además se ha encontrado que es bueno para el corazón, ya que baja la presión arterial, estimula el sistema circulatorio, reduce el colesterol y es un anticoagulante natural que disminuye la posibilidad de un ataque cardiaco.

Gracias a su alto aporte de vitamina C, el chile previene enfermedades respiratorias y ayuda a la cicatrización. Esto sin olvidar que favorece un mejor aprovechamiento del hierro y mantiene la piel en buen estado.

Entre las principales variedades cultivadas en el campo mexicano se encuentran: jalapeño, serrano, habanero, morrón y poblano, con este último se prepara el tradicional chile en nogada, receta que fue creada por las monjas agustinas del Convento de Santa Mónica, en Puebla. Las religiosas aprovecharon productos de temporada como la granada, el chile poblano y la nuez de Castilla para elaborar un platillo que llevara los colores del ejército trigarante y deleitar el paladar del emperador Agustín de Iturbide.

JITOMATE

Crudo o guisado, es uno de los alimentos más consumidos en el mundo, es un excelente aliado de la cocina saludable gracias a su bajo contenido calórico y su alto contenido en vitamina C y licopeno. La palabra jitomate proviene del náhuatl: xictomatl, “tomate de ombligo”.

A nivel mundial, México ocupa el décimo lugar de producción de jitomate. Baja California, Sinaloa, San Luis Potosí, Michoacán y Jalisco son sus principales productores, además de Aguascalientes, Campeche, Coahuila y Colima. El jitomate se encuentra disponible durante todo el año, con una mayor producción durante los meses de febrero, marzo y noviembre, cuando se cultiva 33.7% del volumen anual.

En la cocina, es ingrediente principal de sopas, ensaladas, guisos y el tradicional pico de gallo con cebolla, chile verde, cilantro y un toque de limón, o con jícama y xoconostle.

MAÍZ

Planta sagrada que identifica a nuestra cultura mexicana, existe evidencia de que su cultivo inició hace más de siete mil años. Este alimento registra una diversidad de razas, resultado de la cuidadosa selección que realizaron poblaciones indígenas y, recientemente, grupos mestizos que lo han domesticado adaptándolo a climas y suelos.

Se trata de un cereal ideal a la hora de rebajar el colesterol y luchar contra los niveles de colesterol alto, a la vez que aporta energía. Además, es rico en vitaminas del grupo B (B1 y B3 principalmente), fósforo y magnesio.

México se ubica como el séptimo productor mundial de maíz. Sinaloa, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Michoacán y Chihuahua son los principales productores, los cuales aportan 61.5% de la producción nacional. De este grano, en nuestro país se registra un consumo per cápita de 297 kilogramos al año.

En el campo mexicano se cosecha maíz blanco, amarillo, rojo, pozolero, palomero, pinto, azul, elote y forrajero. Tras el proceso de nixtamalización se prepara en masa para tortillas, además es básico en recetas de platillos como esquites, chileatole, chilaquiles, quesadillas, atoles, tamales, tacos y pozole.

Por Luz Ángela Torrijos, con información de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *