ARMONÍA Y PRACTICIDAD EN LOS COMEDORES INDUSTRIALES

Los espacios de trabajo actuales están diseñados para aportar comodidad y cubrir las necesidades de los empleados. Este nuevo enfoque va encaminado a conseguir que los trabajadores tengan las mejores condiciones en su entorno laboral y que de esta forma aporten el mejor rendimiento y contribuyan positivamente a la productividad de la empresa.

Las empresas que habiliten un comedor para sus empleados deben considerar que es una zona importante para el trabajador y tienen que invertir en crear un espacio armonioso y práctico que pueda reportar grandes beneficios para la compañía.

Para diseñar un comedor en la empresa hay que tener en cuenta que el fin es crear un espacio operativo y cómodo donde el empleado pueda relajarse durante el descanso de la comida. Un comedor es tan importante para la empresa como otras zonas colectivas, pero hay que tener en cuenta una serie de singularidades en el mobiliario. Por ejemplo:

Confortabilidad y ergonomía

Por lo mismo que se crean espacios para fomentar la creatividad, la concentración o la productividad, el comedor debe ser un lugar donde relajarse y desconectar. Comer adecuadamente es importante para el empleado ya que lo contrario afectará directamente a su salud.

El tamaño importa

Es posible que la sala destinada para el comedor no sea capaz de acoger en un mismo turno a todos los comensales. Es fundamental diseñar bien el espacio para aprovechar cada centímetro. Una buena planificación de las mesas puede ayudar a reducir el número de turnos para que los empleados gocen de mayor tiempo de permanencia en el comedor.

Higiene y limpieza

Es un requisito prioritario y por eso la elección de los materiales del mobiliario es importante. Lo mejor es apostar por superficies resistentes, fáciles de limpiar y de gran durabilidad puesto que serán ensuciados y limpiados por muchas personas durante mucho tiempo.

Diseño y originalidad

El comedor es un espacio que puede permitirse la licencia de romper con la estética del resto de salas destinadas a la productividad y ejecución del trabajo, es decir, se pueden colocar colores más vivos, líneas más informales, mobiliario original, etc. No importa que sea un espacio disruptivo con respecto al resto de la empresa, su finalidad es también muy distinta al de la actividad económica que desarrolla.

Antes de comprar el mobiliario y los electrodomésticos es necesario tener en cuenta los puntos anteriores. El espacio, la ergonomía y el diseño deberían condicionar la compra de las mesas, sillas y aparatos de cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *