USO DE EQUIPO ELECTRÓNICO EN LA COCINA

El área de una cocina ya sea doméstica o profesional, debe considerarse un espacio 100% higiénico, para mantenerlo así se debe evitar el uso de materiales o equipo que puedan ser vehículos de contaminación. Los equipos electrónicos deben evitarse dentro de la cocina, ya sean teléfonos fijos, teléfonos celulares, radios, computadoras portátiles, etc.

El diseño de estos aparatos hace que puedan depositarse un gran número de microorganismos patógenos en determinados espacios. Cuando la persona que prepara los alimentos tiene contacto con estos materiales, se convierte automáticamente en el vehículo de transporte de bacterias.

En un estudio publicado en la revista Annals of Clinical Microbiology and Antimicrobials, realizado a 200 empleados de un hospital, se encontró que el 94.5% de los teléfonos tenían la presencia de algunos tipos de bacterias (Staphylococcus aureus, Streptococcus spp y coliformes, entre otros). Se analizaron las palmas de las manos de los participantes y se detectó que los microorganismos se transferían de éstas a los teléfonos celulares y viceversa; cerca del 30% de las bacterias de los celulares terminaron en las manos.

El espacio entre las teclas de una computadora es un potencial depósito de microorganismos patógenos.

Para evitarlo, la persona que prepare los alimentos debe dejar su teléfono celular lejos del área de corte, lavado y cocción de los alimentos; no debe prepararlos y simultáneamente hablar por teléfono, ya que él mismo los contaminará al tocar el teléfono. Es muy importante que al terminar de realizar la llamada el cocinero se lave perfectamente las manos antes de continuar cocinando. Es igualmente importante limpiar y desinfectar constantemente los electrodomésticos.

Fuente: BRAUN, Debby, (2015) Higiene en la cocina. Guía para evitar la contaminación de alimentos. Editorial Larousse, CDMX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *