DICIEMBRE Y SUS PLATILLOS

Deliciosas preparaciones para degustar en la temporada de fin de año

En México tenemos pasión por la comida y, para celebrar cada festividad, se destacan antojitos y preparaciones deliciosas. Por ello, para la época final del año existen diversas opciones de platillos, las cuales se recomienda degustar con los compañeros de trabajo, amigos y familiares.

En las fiestas decembrinas destacan elaboraciones como el pavo relleno, lomo en adobo, la ensalada de manzana, la ensalada de Nochebuena, el ponche o los deliciosos romeritos que se convierten en los protagonistas de estas fechas y se preparan con ingredientes básicos y de temporada como caña, guayaba, manzana, naranja, tamarindo, nopal, piloncillo, jitomate, cebolla, mole, camarón, etcétera.

En COMEDORES INDUSTRIALES abordaremos estos platillos para incluir en el menú de fin de año.

PONCHE

El ponche de frutas es una preparación típica en las fiestas navideñas. Perfecta para el frío de esta época. Esta bebida se elabora a fuego lento, con el fin de que todos sus ingredientes suelten sus aromas y sabores.

Hoy día, el ponche se hace con más de cinco ingredientes, pero hay algunos elementos que se consideran obligatorios para un auténtico ponche navideño, como son la manzana, el piloncillo, la caña de azúcar natural, la canela y diversas frutas propias de la temporada como el tejocote, que además de ricas poseen propiedades antioxidantes, digestivas y que se utilizan para contrarrestar enfermedades respiratorias.

Ingredientes:

  • Agua
  • Caña
  • Manzana
  • Guayaba
  • Tejocote
  • Tamarindo
  • Ciruela pasa
  • Flor de Jamaica
  • Clavo de olor
  • Azúcar
  • Piloncillo
  • Canela

Preparación:

Pelar las cañas y cortarlas en bastones. Retirar el corazón a las manzanas y cortarlas en tiras delgadas. Cortar las guayabas y los tejocotes en cuartos. Calentar en una olla el agua, agregar la fruta y hervir por 20 minutos. Añadir tamarindo, ciruelas pasa, flor de jamaica, clavos de olor, piloncillo, azúcar y canela, calentar hasta que la fruta esté cocida.

ENSALADA DE NOCHEBUENA

A este manjar lo constituyen ingredientes saludables y bondadosos con la salud. Frutas como naranja, manzana y lima son el aporte de vitaminas; los tubérculos como el betabel y la jícama ricos en antioxidantes y fibra; así como los cacahuates poseen grasas monoinsaturadas buenas para la salud cardiovascular, por lo que esta ensalada se convierte en el acompañante ideal de las cenas propias de la temporada.

Ingredientes:

  • 100 g colación
  • 4 betabeles grandes
  • 3 limas grandes y amarillas
  • 3 naranjas
  • 3 plátanos
  • 1 caña de Castilla
  • 1 jícama grande
  • 1 lechuga picada
  • 1 taza de cacahuates pelados
  • Azúcar
  • Vinagre
  • Sal

Preparación

Para preparar la ensalada de Nochebuena hay que limpiar los betabeles y cocerlos en agua; rebanarlos y dejarlos en el agua en que se cocieron; agregar la lechuga. Partir las naranjas y las limas en cuadritos; pelar las jícamas y los plátanos y rebanarlos también en cuadritos; pelar la caña y cortarla en tiritas. Mezclar todo en una cazuela grande. Poner sal y un poquito de azúcar y vinagre. Al servir, añadir la colación y los cacahuates.

LOMO DE CERDO EN ADOBO

La receta de lomo de cerdo en adobo es muy fácil de preparar y queda deliciosa para presentarse como una buena alternativa en las fiestas de fin de año. Entre sus ingredientes destacan carne de cerdo, cebolla, ajo y chiles secos.

La carne de cerdo es una de las más completas, tiene buenas cualidades nutricionales, es magra y muy rica en minerales y proteínas. Los principales estados productores son Jalisco, Sonora, Puebla, Yucatán y Veracruz.

La carne de cerdo mexicana es rica, saludable y con calidad de exportación. Este alimento es el producto cárnico más consumido en el mundo y una de las carnes más aprovechadas pues se utiliza casi todo el cuerpo del animal.

Ingredientes:

  • 100 gramos de chile guajillo
  • 1/4 de pieza de cebolla
  • 1/2 cabeza de ajo
  • 50 gramos de chile ancho
  • 1/4 de taza de vinagre de manzana
  • Caldo de pollo
  • 1/2 kilo de papa cambray
  • Mantequilla
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Para marinar: se muele 1/2 cebolla, pimienta, clavos, cominos, sal, vinagre y el jugo de naranja, se incorpora todo en un recipiente con el lomo previamente lavado. Dejarlo marinar toda una noche en el refrigerador procurando bañarlo en el mismo jugo, incluso picando la carne con un tenedor para que se adentre el jugo.

Para el adobo: se abren, desvenan y hierven en agua los chiles guajillo y chile ancho junto con 1/4 de cebolla y 1/2 cabeza de ajo. Después de hervir se remojan 30 minutos con 1/4 de vinagre. Después se muelen todos los chiles junto con la cebolla y ajo, se cuela y se guisa sazonando con sal y el caldo de pollo. (Procurar dejar un poco más salado de lo normal).

Para las papas cambray: se lavan bien y se fríen con mantequilla, sal y pimienta (no importa si no se cuecen por completo, pues se meterán en el horno y se terminarán de cocer ahí).

Hornear: precalentar media hora antes el horno a 200°. Poner mantequilla en todo el molde donde se horneará el lomo, vaciar el adobo y las papas junto con el lomo (no vaciar todo el jugo para marinar). Dejar cocer en el horno por dos o tres horas aproximadamente revisando cada hora y bañando el lomo con su mismo chile. Pasado este tiempo y asegurando que la carne esté suave, sacar del horno, dejar reposar, partir y servir.

PAVO RELLENO

El pavo es un alimento tradicional para la temporada navideña y de fin de año, las familias mexicanas optan por comer esta carne que además de ser muy sabrosa, contiene menos grasa que otras y un buen nivel de proteínas. Sin embargo, el consumo de pavo se ha extendido para consumirse en algunos embutidos como salchichas, chorizo y jamón.

De acuerdo con los productores de pavo, en el país 90% del consumo del alimento se presenta en época navideña, del cual 60% se comercializa crudo y el resto ahumado.

El pavo, o también llamado guajolote, es un alimento 100% nacional, y es una de las aportaciones más importantes que ha hecho México al mundo, ya que antes de la llegada de los españoles a nuestro país, los aztecas y otras poblaciones autóctonas ya habían domesticado al guajolote, con tan profundo arraigo, que hoy en día siguen estando presentes en los traspatios de muchas familias.

Chihuahua es el estado de mayor producción, seguido por Yucatán, el Estado de México, Puebla, Tabasco, Guerrero, Veracruz e Hidalgo.

Ingredientes:

  • 1 pavo de 8 kilos
  • 1 litro de vino blanco
  • 200 gramos de mantequilla
  • Sal y pimienta
  • 1 jeringa gruesa

Relleno:

  • 300 gramos de tocino
  • 3 cebollas grandes finamente picadas
  • 300 gramos de almendra
  • 5 dientes de ajo
  • 750 gramos de carne de res molida
  • 750 gramos de carne de cerdo molida
  • 1 pizca de tomillo
  • 3 ramitas de perejil picado
  • 300 gramos de ciruela pasa
  • 100 mililitros de brandy
  • 300 gramos de nuez
  • 1 charola pavera
  • Papel aluminio

Preparación:

Lavar bien el pavo, colocarlo en la pavera y luego inyectarlo por todas partes con el vino blanco, principalmente la pechuga. Después untarlo por dentro y fuera con sal, pimienta y mantequilla. Fijar las patas y las alas al resto del cuerpo con un hilo.

Aparte, en un sartén freír un poco el tocino, agregar la cebolla hasta que se acitrone, añadir almendras, nuez, dientes de ajo picaditos, carnes, sal, pimienta, tomillo, perejil, ciruelas y un poco de brandy. Sazonar, dejar que se cueza por unos 10 minutos y reservar. Cuando se enfríe la mezcla, rellenar el pavo con ella y lo que reste envolverlo en un papel aluminio y colocarlo junto al pavo.

Hornear durante aproximadamente tres horas a 200° C. Se sugiere hornearlo descubierto la primera hora para que tome un color dorado en la superficie, después cubrirlo con papel aluminio para terminar el resto de la cocción. Cada media hora se debe abrir el horno y bañar el pavo con los jugos que va soltando. Para saber si ya está cocido, se deberá picar con un cuchillo delgado en las articulaciones de la piernas y si sale jugo rosado, es signo de que aún le falta. Cuando esté perfectamente cocido, se servirá acompañado con el resto del relleno que se reservó en el papel aluminio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *