HIGIENE, PREPARACIÓN Y CONSUMO DE ALIMENTOS EN TEMPORADA DE CALOR

Ante el incremento de la temperatura entre los meses de marzo y octubre, se deben reforzar las medidas de protección del sol y calor, así como las de higiene, manejo, preparación y consumo de alimentos.

Para evitar enfermedades diarreicas y cólera durante la temporada de calor, es importante realizar las medidas adecuadas y necesarias al momento de manejar, preparar y consumir alimentos y bebidas.

Higiene de los alimentos

  • Lavar correctamente las manos con agua y jabón antes de preparar los alimentos.
  • Desinfectar con cloro todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos.
  • Lavar con agua y jabón las verduras, frutas y legumbres, después desinféctalas con cloro o plata coloidal
  • Lavar carnes y vísceras (interna y externamente), antes de su preparación.
  • Contar con depósitos específicos para la basura con tapas, separando la orgánica de la inorgánica.
  • Proteger los alimentos y mantener las áreas de cocina libres de insectos, mascotas y de otros animales (guarde los alimentos en recipientes cerrados).

Higiene del agua de consumo

Para contar con agua segura para la preparación de los alimentos, así como para beberla; ésta se puede desinfectar de diferentes maneras:

  • Con cloro: 2 gotas de cloro de uso doméstico por cada litro de agua
  • Con plata coloidal: 1 gota por cada 2 litros de agua o bien, seguir las instrucciones del envase.

Para la desinfección con cloro o plata coloidal utiliza recipientes de plástico o vidrio, consérvalos tapados y deja reposar el agua durante 30 minutos antes de su uso.

  • Hervir el agua durante 5 minutos a partir del primer hervor

Para la desinfección del agua, es importante:

  • Lavar con jabón, cepillo y cloro todo recipiente donde se almacene agua para consumo

Preparación de los alimentos

  • No permitir que personas enfermas manipulen los alimentos.
  • Utilizar agua embotellada, hervida o desinfectada para la preparación.
  • Utilizar equipos y utensilios diferentes, como cuchillos y tablas de cortar, para manipular carne, pollo y pescado y otros alimentos crudos.
  • Cocinar carnes, pollo, huevo y pescado hasta que estén bien cocidos. En el caso de la carne de res, cerdo y el pollo, cocinar hasta que la parte interior no se vea rosada.

Manejo de alimentos

a) Compra y almacenamiento

  • Verificar que el personal que despacha alimentos crudos como carne, pollo y pescado, mantenga los productos refrigerados, congelados o enhielados.
  • Elegir alimentos ya procesados, tales como leche pasteurizada. En caso de ser leche no pasteurizada, hervirla antes de beberla
  • Separar los alimentos crudos (especialmente carnes y pescados) de los cocinados y listos para comer
  • Mantener los productos que requieran refrigeración (lácteos, cárnicos y pescados) a una temperatura máxima de 7°C.
  • No dejar alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas, conservarlos en refrigeración, utilizando recipientes limpios y tapados
  • Evitar que los alimentos crudos (carnes, pescados, vegetales) queden encima de los alimentos listos para consumo (quesos, jamón, platillos preparados), al momento de refrigerarlos.
  • Conservar las vísceras en refrigeración o congelación, hasta que se vayan a cocinar.

b) Descongelación de alimentos

  • No descongelar los alimentos a temperatura ambiente, hacerlo por refrigeración, por cocción, por exposición a microondas o bien, a baño maría.
  • En caso de descongelar los alimentos con agua, ésta debe ser a “chorro de agua fría” evitando estancamientos.
  • Los alimentos que se descongelen no deben volverse a congelar.


Consumo de alimentos

  • Lavarse las manos con agua y jabón antes de consumir los alimentos.
  • Evitar el consumo de alimentos en la calle, ya que el polvo los contamina y el calor los descompone rápidamente.
  • No guardar los restos de alimentos que los niños no consumieron.
  • Hervir los alimentos que estaban en refrigeración, antes de consumirlos (por lo menos durante 5 minutos).
  • Consumir hielo, helados, etc. únicamente si se tiene la seguridad de que se hayan hecho con agua embotellada, hervida o desinfectada.
  • Consumir alimentos que estén bien cocidos y calientes al momento de servirse. 
  • No consumir alimentos después de su fecha de caducidad.
  • Limpiar los productos enlatados o que estén en frascos de vidrio bien cerrados, antes de abrirlos y consumirlos.

Fuente: Secretaria de Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *