COMEDOR DE NESTLÉ CIUDAD DE MÉXICO

Además del cuidado del menú, este comedor se caracteriza porque opera bajo estándares internacionales sustentables.

Jugar con los espacios y las luces es una buena estrategia cuando se trata de lograr que un comedor sea atractivo para los empleados. Utilizar este tipo de atributos podrá completar la satisfacción del personal dentro de la empresa.

En COMEDORES INDUSTRIALES, hemos tomado el caso del comedor corporativo de Nestlé en la Ciudad de México, que reúne dichas características gracias a su certificación LEED Gold, y las usa en favor del bienestar de su personal

Adriana Marcela Romero Hernández, responsable de Servicios Generales de Nestlé México, quien nos habló acerca de los beneficios de contar con un servicio de alimentación cuya finalidad es fomentar la productividad del empleado.

FILOSOFÍA DE LA EMPRESA

Ofrecer espacios de comida a los trabajadores sigue siendo una tendencia actual de las empresas que buscan atraer y retener talento. La comida es uno de los factores que más valora el trabajador.

“El servicio de comedor nace como un beneficio para los empleados donde el objetivo principal es proporcionar alimentación de alta calidad y nutritiva alineada con la filosofía de la empresa en salud y bienestar, esto con el fin de lograr un desarrollo satisfactorio en las funciones de cada empleado, así como para generar un centro de trabajo confortable”, dijo Adriana Romero.

Hoy la captación y la retención de talento ya no se limitan a ofrecer un salario alto por encima del mercado, las nuevas generaciones van aún más allá, como los Millennials y la Generación Z que son mucho más exigentes y buscan la realización personal y exigen un ecosistema laboral que les inspire.

Adriana manifestó que en la empresa, por la convergencia de empleados de diversas edades, las necesidades nutrimentales son diferentes y varían de acuerdo a la edad, actividad física y padecimientos, entre otras.

“Como compañía dedicada a la alimentación nos enfocamos en generar recomendaciones y sensibilizar en forma continua a nuestros colaboradores para adoptar estilos de vida saludable y ofrecer diferentes opciones encaminadas a este objetivo”, añadió.

MENÚ

El menú se conforma de sopa aguada y seca, guarnición, plato fuerte, agua, postre, barra de ensaladas y pan o tortilla. “El menú tiene un ciclo, en promedio, de dos meses; sin embargo, estamos en constante cambio e innovaciones en diferentes platillos. De igual forma, ante la demanda de nuestros comensales, contamos con una barra saludable y menús vegetarianos, así como una barra especial de platillos temáticos, dicho espacio se ocupa para comidas de temporada, festividades, etcétera”, indicó Adriana Romero.

BENEFICIOS DEL COMEDOR

“En la empresa no hacemos distinción con los comensales, ya que el comedor es de acceso libre para todos nuestros colaboradores que son alrededor de mil 300. Los menús que se ofrecen diario son estipulados y encaminados al bienestar de la gente asegurando la variedad y equilibrio de los platillos”, expresó Adriana Romero.

Asimismo, la responsable señaló que el beneficio del comedor corporativo se traduce en encontrar un servicio de alimentación de calidad respaldado por procesos de higiene e inocuidad en la preparación de los platillos, disfrutando de estos dentro de un espacio agradable diseñado exclusivamente para este fin, que le permiten al trabajador encontrar un momento de esparcimiento y convivencia.

ESTRATEGIAS SUSTENTABLES

El edificio donde se encuentra el comedor cuenta con diseño, construcción, operación y mantenimiento que permite hacer más eficiente el uso de recursos con una óptima relación entre costo y beneficio.

La construcción estuvo basada en criterios LEED Gold por lo que posee medidas sustentables como reciclaje de basura y muebles de baño que generan un ahorro de 30% en consumo de agua, entre otras. Adriana Romero señaló que el comedor también presenta características verdes como:

  • 50% de las instalaciones son eléctricas y 50% son operadas con gas natural.
  • Genera 34% menos emisiones de gas de efecto invernadero que un edificio convencional.
  • 60% de los equipos eléctricos son ahorradores de energía y se captura energía solar para 25% de las necesidades propias del comedor.
  • El agua corriente que se ocupa en tarjas (no para lavado y desinfección), es agua que cuenta con un tratamiento especial de limpieza de residuos.
  • Cuenta con trampas de grasa en sistemas de desagüe con el fin de evitar arrojar grasa a los drenajes.
  • El aceite utilizado y quemado se resguarda y es recolectado por una empresa externa que lo convierte en biodiesel.
  • Los productos químicos para limpieza y desinfección son amigables con el ambiente.
  • Las botellas de PET generadas del consumo de agua son transferidas a centros de reciclaje.
  • Existe un sistema de segregación de basura.

“Y en cuanto al desperdicio de alimentos, principalmente creamos una concientización constante con nuestros colaboradores a fin de evitar el desecho de comida a través de diferentes herramientas y medios de difusión, así como la mejora continua sobre la asertividad en la producción de los alimentos diarios”, indicó Adriana Romero.

PROVEEDURÍA

“Aún falta camino por recorrer en la eficiencia y calidad de la proveeduría en general en México, así como en la calidad de las materias primas. Falta capacitación en temas de transporte adecuado y procesamiento enfocado en la inocuidad de los alimentos que llegan a usuarios finales. Sin embargo, la cadena de abastecimiento va progresando.

Como empresa contribuimos apegándonos al cumplimiento de calidad e higiene en nuestros procesos a través de diferentes certificaciones y trabajando en conjunto con nuestros propios comensales, por lo que hemos obtenido el Distintivo H”, señaló Adriana Romero.

RETOS DEL COMEDOR

El asesoramiento de nutriólogos en los comedores colectivoses relevante para cuidar el balance de los menús; no obstante, también es responsabilidad de las empresas trabajar en campañas de sensibilidad y orientación alimentaria con sus empleados con el propósito de fomentar hábitos de alimentación correctos y que, a su vez, encuentren opciones saludables dentro de los comedores. Esto es un reto que todavía debe fortalecerse de modo que los operadores de los servicios de alimentación se convenzan de incluir un nutriólogo en su plantilla de trabajo.

“Por otro lado, nuestros retos en el comedor son mejorar de manera continua la calidad del servicio e innovar en el menú con tendencias sanas y atractivas. Además, seguir trabajando con el respaldo de higiene, inocuidad y seguridad en nuestro trabajo diario y cien por ciento comprometidos, siempre dispuestos a lograr la satisfacción de nuestros comensales”, puntualizó Adriana Romero.

CIFRAS DEL COMEDOR

  • 1 200 empleados atendidos diariamente
  • 1 000 comidas diarias
  • 200 desayunos diarios
  • Total 18 000 platillos mensuales
  • 2.5 toneladas semanales de frutas y verduras
  • Volúmenes de carnes utilizados semanalmente: 250 kg de pollo, 150 kg de res, 90 kg de cerdo
  • 120 kg de queso panela
  • Certificaciones: Distintivo H, LEED Gold, OHSAS 18001
  • 1 nutriólogo
  • 32 empleados que operan el comedor

CERTIFICACIÓN LEED GOLD

LEED es un sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (US Green Building Council). Los niveles de distinción son: LEED Certified (40 a 49 puntos); LEED Silver (50 a 59 puntos); LEED Gold (60 o más puntos); LEED Platinum (80 o más puntos). Estas categorías se basan en los siguientes créditos de valoración:

  • Sitios sustentables (26 puntos)
  • Uso eficiente del agua (10 puntos)
  • Energía y atmósfera (35 puntos)
  • Materiales y recursos (14 puntos)
  • Calidad ambiental interior (15 puntos)

Total: 100 puntos básicos. Más 10 puntos extras: 6 posibles por Innovación en el Diseño y 4 puntos por Prioridad Regional.

Por Luz Ángela Torrijos. Texto publicado originalmente en la edición impresa la de Revista Comedores Industriales de marzo-abril 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *